author Image

60 personas (muchos de ellos niños) quedaron heridas después de que un avión arrojara combustible sobre escuelas cerca de Los Ángeles