La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

Guía para viajar a Sevilla, una de las ciudades más bellas de España

»Esta urbe española atrae a miles de viajeros durante todo el año, especialmente en los días santos.

Sevilla tiene todo lo que necesita una ciudad para poner a cualquier turista a sus pies: grandiosos monumentos, música, baile, arquitectura, olores, colores, sabores y un sinfín de lugares para conocer.
•La agrupación musical Los del Río lo ha pregonado con el más pegadizo ritmo andaluz: “Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo su duende, me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente. Y también tiene su Semana Santa, una de las más famosas del mundo, en la que no solo celebra su fervor católico. Las Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla se caracterizan por sus espectaculares y masivas procesiones, donde sesenta hermandades –con elegantes y suntuosas vestimentas– desfilan con comparsas e imágenes que recrean la pasión, muerte y resurrección de Cristo”.
Pero en cualquier época del año vale la pena ir a la capital andaluza. Sus calles están llenas de bares, gente amable en movimiento y multitud de tiendas para comprar suvenires. Hay que inhalar y exhalar una y otra vez el olor a azahar que, con los típicos azulejos multicolores que adornan sus fachadas, crean un entorno mágico.
•Lo que no se pueden perder en la bella Sevilla.
1-El tranquilo río Guadalquivir. En él es posible navegar a bordo de preciosos barcos adaptados para los más exquisitos gustos. La navegación, que por lo general dura una hora, sale desde el muelle de cruceros turísticos situado en el Paseo de Colón, en pleno centro histórico.
2-La Torre del Oro. Imponente, silente y dueña de una larga historia, la Torre del Oro es un monumento histórico y artístico cuya construcción inicial data del año 1220. Tiene una altura de 36 metros y, debido a la composición de los materiales con que está revestida, refleja un brillo dorado sobre el río Guadalquivir, dejando a un lado 0la hipótesis de que su nombre proviene del descubrimiento de América, época en la que, según la leyenda, era utilizada como almacén de oro y plata.
3- La plaza de España. Enorme, especial para hacer preciosas fotografías. La plaza España de Sevilla fue construida en 1929 y es el edificio más grande de la arquitectura regionalista andaluza.
4-La catedral y la Giralda. Viene recopilando historia desde 1148, cuando se inició su construcción. La Giralda, que en sus inicios fue una mezquita árabe, es hoy el gran campanario de la gótica catedral de Santa María de la Sede. Una impresionante obra arquitectónica de líneas rectas terminada con un Giraldillo en la punta, que merece la pena ver tanto de día como de noche.
5-Museo del Flamenco. Nadie puede marcharse de Sevilla sin haber puesto un show flamenco en su vida. Una de las alternativas más recomendables es sin duda el Museo del Baile Flamenco Cristina Hoyos, situado en pleno corazón de la ciudad y que ofrece un cartel del más alto nivel artístico.
•Además, en el lugar funciona una escuela de baile flamenco y se pueden apreciar exposiciones artísticas que muestran la evolución del arte andaluz.
¡Sevilla, una ciudad que se vive y se goza de principio a fin!