La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

Secretaría de Cobranzas, USA

Esta semana el Congreso de Estados Unidos debe aprobar su presupuesto federal anual. Si no se aprueba el gobierno podría parar, como pasó en 2013, cuando los Republicanos se opusieron a aprobarlo. Esta vez podrían ser los Demócratas los que provoquen el cierre, y todo por una barda.
•Si, la barda fantástica de “El Trompas” Donald Trump está en el tablero de juego, en medio de la discusión del presupuesto. La barda que “El Trompas” decía que “México va a pagar” todavía no encuentra pagador. “El Trompas” insiste en que algún día, de alguna manera México pagará, pero eso parece más remoto que Saturno.
Como México se niega, “El Trompas” amenazó con un impuesto especial a los productos mexicanos, hasta que se dio cuenta de que los impuestos los paga el comprador, es decir Estados Unidos, y no el vendedor. Luego insistió en que iba a ponerle un impuesto a las remesas, pero la propuesta desapareció misteriosamente y ahora no se escucha de ella.
•Esta semana el Fiscal General, convertido ahora en vulgar cobrador ambulante, amenazó en conseguir 4 mil millones de dólares por medio de no dar “créditos a los impuestos a quienes no los merecen”, los mexicanos indocumentados que residen acá sin papeles.
Según el fiscal Jeff Sessions, en diez años de no pagar los créditos impositivos a los mexicanos la barda quedaría pagada. De paso metió la pata, porque admitió que la barda costaría unos 4 mil millones de dólares, en vez de los 12 mil millones que siempre han argumentado.
Sessions parece estar tan chiflado como su jefe y ser tan mentiroso como él, porque sus referencias de los mexicanos que “no merecen” los créditos está basada en reportes de los padres indocumentados de hijos estadounidenses que reciben el crédito no por sus ingresos sino en beneficio de sus hijos, nacidos en Estados Unidos, ciudadanos y que tienen derecho a que sus papás (obviamente), los mantengan.
•Buena suerte tratando de reformar el Código Fiscal para incluir la nacionalidad de los declarantes de impuestos y para que admitan si tienen papeles o no.
PUES LA VERDAD… ¡NO!
Y a la mejor a los Demócratas que están dispuestos a parar el gobierno antes que votar por el inútil gasto de la barda, se les unen algunos Republicanos ¡ni más ni menos que de la frontera! Según el periódico Wall Street Journal, ningún congresista de los Distritos fronterizos está a favor del sueño dorado del “Trompas”, quien pide mil-500 millones de dólares este año para empezar a construirla.
•Nueve miembros de la Casa de Representantes y ocho senadores fronterizos de Texas, Nuevo México, Arizona y California, incluyendo cuatro senadores Republicanos dicen que no se necesita barda sino algún otro tipo de barrera, de alta tecnología.
Steve Pearce, Ted Cruz, y John McCain consideran dudoso el Proyecto del “Trompas”, y Jeff Flake dice que la seguridad debe basarse en algo distinto. El senador John Cornin de plano dice que pensar en una barda es tener la vista muy estrecha.
Y hablando de lana, “El Trompas” insiste en quitársela a las llamadas ciudades “santuario”. El viernes mandó una carta a las ciudades de Nueva York, Chicago, Filadelfia, Nueva Orleans, Las Vegas, y Milwaukee, amenazando con que si no dejan de ser santuario les va a quitar el presupuesto federal.
Es otra chifladura. La carta menciona el Código de Estados Unidos, Sección 8, Artículo 1373, para argumentar que tienen que dejarle saber al gobierno federal qué información tienen sobre el estatus migratorio de sus residentes o les quita la lana para sus departamentos de policía.
•La cosa es que, por lo menos en Chicago, la ciudad no tiene ni la más remota idea del estatus migratorio de sus residentes, porque desde hace 30 años no se pide esa información para ningún tipo de trámite.
Y el dinero, pues es quitarle un pelo a un gato. Chicago gasta 4 millones de dólares al día en su Departamento de Policía, 45 por ciento de su presupuesto, y recibe del gobierno federal solamente diez millones, que se usan para equipo como cámaras corporales y chalecos antibalas.
Por cierto, en una pifia más, la administración del “Trompas” suspendió la semana pasada su publicación de “criminales ilegales”, la que prometió durante su campaña, por errores garrafales en sus bases de datos, y también la lista de departamentos de policía que “no cooperan con inmigración”, después de que varios jefes de policía le recordaron que sí lo hacen.
•“El Trompas” podrá soñar con su barda y el fin de los santuarios, pero seguirán siendo eso, sueños…