La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

Beneficios de los juguetes sexuales

Por: Alessandra P. Martínez.
Existen personas que tienen cierto concepto erróneo sobre los juguetes sexuales, como que son para depravados o personas demasiado audaces. Pero, en realidad, estos accesorios pueden ser de gran ayuda para un encuentro sexual divertido y de mucha intimidad con la pareja.
•Aunque no lo crean, los juguetes sexuales son capaces de añadir una nueva dimensión a la relación y fortalecer aún más el vínculo. Si no lo creen, pues lean este artículo sobre cómo las relaciones se pueden beneficiar con los juguetes sexuales.
“Mejor sexo”
Ir más allá del simple encuentro íntimo, a pesar de probar las cientos de poses, invitar a los juguetes sexuales a la cama puede ser una experiencia muy placentera. Ayudan a la pareja a condimentar el acto, y pueden crear una variedad de experiencias emocionantes en el dormitorio. Si el acto sexual se vuelve “juguetón”, la relación sexual será más placentera.
“Más orgasmos”
Muchas mujeres no logran alcanzar el orgasmo durante el acto sexual, y otras tantas lo fingen. Usando juguetes y juegos sexuales las posibilidades de llegar al orgasmo se multiplican. La mayoría de las mujeres necesitan una estimulación en el clítoris para llegar a su clímax, y los vibradores, sobre todo, son una excelente manera para alcanzarlo. Por supuesto, para los hombres también es placentero una ayudita de este tipo.
“Sin presión”
Muchos hombres se sienten intimidados ante la idea de usar algún artefacto sexual en la cama, mientras otros no cuentan con esa presión. Si eres de las que cree que son buena idea, no intentes de convencerlo cuando ya ambos se encuentren desnudos en la cama, sino a través de distintas conversaciones en otros ámbitos.
•Que el uso de un juguete sea tomado por los dos por igual, y sin presiones. El acto sexual es el momento de mayor intimidad en una pareja, e innovar con el uso de juguetes sexuales es una manera de mantener la chispa encendida todo el tiempo.
Hay que tener mucho cuidado de no caer en la rutina y animarse a más juegos previos para volverlo loco en la cama.
“Juguetes”
Para luchar contra la rutina y el aburrimiento, el uso de los juguetes puede ser un buen condimento, el cuerpo es muy extenso y muchas veces una buena sesión de caricias puede resultar más novedosa que una caja llena de juguetes sexuales.
•Las personas se muestran un tanto tímidas y no se atreven a pedirle a su pareja que hagan algo diferente, pues les genera una sensación de culpa y vergüenza al sentirse ‘perversos’ por proponer algo distinto. Hay que hacer un esfuerzo. El ritmo vertiginoso de la sociedad, el estrés, el trabajo y la familia están distanciando cada vez más los encuentros sexuales.
“Antes, así fueran las tres de la mañana, buscábamos un espacio para nosotros, ahora el tiempo es el pretexto, así sea en la mañana, siempre hay cosas qué hacer y no buscamos un espacio para nosotros”. Así pues, el juguete sexual puede ser un buen auxiliar en algunos momentos para ampliar el disfrute sexual, pero no debería ser el sustituto del encuentro espontáneo con la pareja, quien siempre deberá estar en mejor lugar que cualquier accesorio.
•Al fin y al cabo, la piel es el órgano más sensitivo que tiene el género humano.