La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

Recuento parcial: ¡Del Mazo Gobernador!

El experimento del domingo cuatro de junio en el Estado de México tuvo buenos resultados, del padrón electoral votaron los mismos de siempre, más que su máximo histórico, solo 5 puntos y si analizamos los resultados mostrados por el PREP, Del Mazo obtuvo un millón 955,347 votos contra su más cercana competidora Delfina obtuvo un millón 786,962 sufragios; la diferencia son 168,385
•Con los paquetes electorales abiertos y verificados en el recuento distrital del miércoles hasta el mediodía del viernes la diferencia por abrir 3 mil 284 paquetes es apenas del 0.06 por ciento es decir; Delfina Gómez pasa de 30.81 a 30.87% y Alfredo del Mazo de 33.72 a 33.80%
La ruta de la revisión de todos los paquetes electorales ya no funcionará luego de éste recuento parcial. Sobre las acusaciones del rebase de los topes de campaña se irán contrapunteando alternativamente y tampoco será causa de modificación de los resultados. El triunfo de Alfredo Del Mazo en sus propios términos es inobjetable.
•El experimento funcionó impecablemente; los órganos electorales, los medios de comunicación y una izquierda atomizada, el liderazgo de López Obrador posicionó a Morena y avanzó muy rápido en muy poco tiempo y hasta ahí; parece que no puede llegar a más bajo la misma estrategia.
Si la prueba se realiza una vez más en 2018 con algunos ajustes, seguramente volverá a funcionar; el Partido Revolucionario Institucional por sí solo no triunfaría, sin embargo, apuntalado por los otros ‘partiditos’ y enfrentado artificialmente con el PAN y PRD, garantiza éxito.
Es el resultado de un sistema electoral hecho por los partidos –sobre todo mayoritarios- que ha logrado vacunar con reguladas dosis de corrupción todo el proceso, si bien paso la época de los ratones locos o las urnas embarazadas en el transporte, ahora la estrategia es burda e implica autoridades de todos los niveles, se compra la voluntad a un muy bajo costo que en breve es recuperado por varias vías, todas las que maneja el Estado.
•En México ésta no es la primera vez que vemos una elección de Estado en la que se utilizan todos los recursos del Estado y los empleados y altos funcionarios, los programas y las dádivas sociales para la compra y coacción del voto. Solo las autoridades electorales no se dan cuenta.
En el Estado de México la presencia del dinero y apoyos de Enrique Peña Nieto para ganar la gubernatura se hicieron abiertamente con apoyo de las autoridades electorales, sería ocioso mencionar cada una de las acciones, y aun así el triunfo del mexiquense primo del Presidente Enrique Peña Nieto fue pírrico, es decir no fue contundente, existe la hipótesis de que si se hiciera el recuento total de las casillas y paquetes electorales “voto por voto, casilla por casilla” seguramente Delfina Gómez ganaría la elección.
•Otra hipótesis es que asegurado el triunfo para Alfredo Del Mazo, por pequeño y a la vez cuestionado margen, se esté dando más herramientas a la lucha de Andrés Manuel y a Morena; en el caso de no atender (como será) sus demandas. Sin embargo esto entrará en contradicción con los resultados de Coahuila en los que todos los partido van contra el mismo PRI por los mismos defectos o delitos.
La pregunta es si serán atendidos cabalmente en Coahuila las mismas demandas y no lo serán en el Estado de México. De cualquier forma quien sale ganando rumbo al 2018 es López Obrador, solo que bajo el entendido que la estrategia utilizada ya no le es suficiente para su triunfo, bajo las premisas que siguió no le será posible ganar el 2018 y servirá como lo que siempre criticó, como un instrumento para la división del voto. Es decir bajo los esquemas que se manejaron en el Estado de México, replicados a nivel nacional, se volcaran recursos económicos ilimitados, programas sociales, funcionarios y campañas de medios oficialistas. Como lo hemos visto el plan es todos unidos contra López Obrador y les está funcionando.
•Lo que también demostraron las elecciones pasadas es que el hartazgo y ‘encabronamiento’ de los ciudadanos no es aún suficiente para dejar la incomodidad de sus realidades cotidianas y salir a votar, no creen en los políticos ni en los partidos, ni en las posibilidades de un cambio a partir de la lucha electoral, lo que será sustento para seguir reproduciendo el actual modelo político, social y económico.
Sacudir y desapegarse de una cultura de 80 años de conformismo y anestesia televisiva no será fácil al menos para ésta generación. Los pobres y marginados solo salen a votar por unos pesos y despensas, aun a sabiendas que se las cobrarán a la enésima potencia en el mediano plazo. No importa así son felices. En resumen –no tenemos solución- pronto seguirán las rondas de privatización de los recursos naturales a lo que le seguirá la privatización de los servicios médicos y así los educativos, la dependencia del exterior nos hará cada día más esclavos con servicios cada día más caros y el aumento de la pobreza y la miseria. Las clases medias serán empobrecidas y los grupos económicos poderosos incrementaran su riqueza y exclusividad. La violencia continuará a la par de la desigualdad. Tendremos más años de una situación exactamente igual o peor.
MÉXICO NO CAMBIA
La clase política emprendió de inmediato su siguiente fase; iniciar la campaña, recuperar puntos de encuestas y ahí está el ejemplo de primerísima línea Margarita Zavala de Calderón emprende su “gira” llamada #VoyPorMéxico para recorrer en autobús las principales ciudades del país.
•Silvano Aureoles dice que irá por el PRD, y se seguirán sumando cada día más.
-Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo.