La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

¿PADECES DE MAL ALIENTO? ¡TRANQUILO! PUEDES ALIVIAR LA HALITOSIS CON ESTOS REMEDIOS CASEROS NATURALES

La halitosis o mal aliento se caracteriza por provocar un olor desagradable en la boca. Se trata sin duda de una condición muy incómoda. Por fortuna, en la actualidad hay muchos productos que permiten frenar el crecimiento bacteriano para neutralizar el olor y mejorar la salud oral.Aunque los enjuagues bucales comerciales son bastante efectivos, en esta ocasión queremos compartir algunas alternativas caseras que permiten aliviarlo sin gastar de más. ¡Pruébalas!

1.- Bicarbonato de sodio para aliviar el mal aliento

El bicarbonato de sodio es una de las sustancias más empleadas en el tratamiento de la halitosis. Sus propiedades antimicrobianas ayudan a controlar el crecimiento bacteriano para neutralizar el mal olor y posibles infecciones.

Ingredientes:

1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

½ vaso de agua tibia (100 ml)

¿Cómo prepararlo? Diluye el bicarbonato de sodio en agua tibia y realiza gárgaras dos o tres veces al día.

2. Perejil

El perejil contiene una sustancia llamada clorofila que actúa de manera eficaz contra los síntomas del mal aliento.

Ingredientes:

1 puñado de hojas de perejil

½ taza de vinagre de manzana (125 ml)

¿Cómo prepararlo?

Pica el puñado de hojas de perejil y sumérgelas en vinagre de manzana durante 15 minutos.

A continuación, mastícalas durante uno o dos minutos.

Repite el remedio después de cada cepillado.

3. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácido acético, una sustancia que baja el pH de la boca para alterar el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse.

Ingredientes:

3 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml)

1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Diluye el vinagre de manzana en el vaso de agua y usa el producto para hacerte un enjuague bucal.

4. Limón

El zumo de limón es uno de los remedios más antiguos contra este problema. Su ácido cítrico detiene la proliferación de las bacterias en la lengua y encías.

Ingredientes

1 limón

1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Exprime el zumo de limón y mézclalo con un vaso de agua.

Realiza gárgaras con el líquido, varias veces al día.

5. Infusión de hierbabuena

Las propiedades antibacterianas de la hierbabuena son útiles para reducir el mal olor y el número de bacterias en la boca.

Ingredientes

1 puñado de hierbabuena

1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

Calienta la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añade el puñado de hierbabuena. Permite que se haga la decocción durante 5 minutos, cuela y consúmelo después de cada comida.