La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

LOCALIZACIÓN DEL PUNTO G: ¿QUÉ ES Y DÓNDE ESTÁ?

Se conoce como Punto de Gräfenberg (Punto G) en honor a Ernst Gräfenberg, un ginecólogo germanoamericano que lo describió en 1950. Se trata de una pequeña zona sensitiva del área sexual femenina. Se encuentra en la zona de inserción interna del tallo del clítoris. Es un conglomerado de tejido que rodea la uretra que puede ser sentido y estimulado desde dentro de la vagina a través de la pared anterior.

Al principio, cuando se estimula muchas mujeres dicen que sienten como la necesidad de orinar,  a pesar de que la vejiga esté vacía. Después de 2 a 10 segundos de estimulación la reacción inicial se reemplaza en algunas mujeres por una fuerte y distinta sensación de placer sexual.

Parece que la estimulación del Punto G es más accesible e intensa en las mujeres que son mayores de treinta años, porque los cambios de los tejidos del interior de la vagina permiten un acceso más fácil a dicho punto.

El Punto G autoestimulado por la mujer

En general, las mujeres pueden tener dificultad en localizar y estimular el Punto G por sí mismas (salvo que usen un consolador, un vibrador del Punto G o aparato similar), pero no tienen dificultad en identificar la sensación erótica cuando esta área es estimulada por su pareja. El problema de tratar de localizar el Punto de Gräfenberg por sí mismas es que se necesitan dedos muy largos o  una vagina corta para poder alcanzar esa área mientras se encuentran acostadas sobre la espalda.

En algunas mujeres, cuando se estimula el Punto G y comienza a hincharse, puede alcanzar hasta el tamaño de una moneda. Cuando la mujer experimenta con su Punto G, necesitará aplicar una presión mayor que la que hace en el clítoris  y puede sentir una sensación interna mayor que la que siente con la estimulación del clítoris.

El Punto G estimulado por el hombre

El Punto G Puede ser estimulado por los dedos de la pareja, con un consolador o con el pene. La posición que más tiende a la estimulación con el pene es la de la mujer encima del hombre. Muchas mujeres dicen experimentar orgasmos múltiples por este tipo de estimulación y algunas experimentan incluso la emisión de fluido orgásmico El orgasmo que resulta de la estimulación del Punto G suele consistir en una profunda sensación interior.

En cualquier caso, a día de hoy, está claro que no todas las mujeres manifiestan sentir el Punto G. Este hecho se explica en base a diferencias anatómicas relacionadas con la forma en que se encuentra insertado el clítoris con respecto a los labios menores de la vagina.

Es decir, en la actualidad sólo hay acuerdo razonable entre los investigadores sobre la presencia de zonas erógenas vaginales de localización variable en la mayoría de las mujeres. En cambio, la estructura anatómica específica, llamada Punto G y la eyaculación femenina son fenómenos cuya existencia es todavía discutible.

Además de su importancia en el contexto de la sexualidad femenina, el Punto G y todo lo relacionado con la erogenicidad vaginal tiene repercusiones obvias y profundas en las terapias relacionadas con la excitación de la mujer.