La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

Protestas por la crisis en Argentina crecen con huelga de empleados públicos

Los trabajadores estatales tomaron este martes el relevo de otros sectores en las calles de Buenos Aires y pararon para reclamarle al Gobierno políticas que combatan la inflación, ayuden al empleo y palíen el hambre, puntos clave de la crisis económica que se ha agravado en Argentina.

La crisis argentina se caracteriza porque ha golpeado a todos los sectores de la sociedad. Y a lo largo del mandato de Mauricio Macri, como presidente del país, diferentes sectores han salido a las calles reclamando medidas inmediatas que alivien la situación. Hoy, por ejemplo, fue el turno de los empleados públicos. El secretario general del sindicato convocante, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, dijo a Efe que las medidas que el Gobierno de Mauricio Macri tomó para contrarrestar los efectos del recrudecimiento de la situación económica después de las elecciones primarias de agosto son “insuficientes y tardías”. “Es tanto el desastre que han hecho con las medidas que toman, que (las nuevas son) una curita (tirita) frente a un cáncer”, aseveró Godoy durante la manifestación central de los empleados públicos, donde centenares de trabajadores marcharon hacia la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del Gobierno del país.

Este jueves se cumplirá un mes de la severa inestabilidad financiera que comenzó en Argentina después de que el opositor peronista Alberto Fernández sacase una ventaja de 16 puntos al oficialismo en las primarias sobre Macri.

Después de las primarias, la bolsa se desplomó a niveles históricos, la prima de riesgo subió hasta cerca de los 2.500 puntos básicos y el dólar trepó desde una cotización de 45 pesos hasta venderse en 63, situación que obligó al Gobierno a decretar restricciones cambiarias para controlar la fuga de divisas y el precio de la moneda estadounidense, que ahora está estabilizada en los 57 pesos.

Añadido a esto y con la intención de “aliviar” la situación de los ciudadanos, Macri otorgó un bono puntual de 5.000 pesos (89 dólares) a los trabajadores estatales, quitó el IVA en algunos alimentos de la canasta básica, decretó el congelamiento del precio de la gasolina y dio beneficios fiscales para trabajadores y pequeñas y medianas empresas. Desde el agravamiento de la crisis, ya son varias las manifestaciones callejeras protagonizadas por organizaciones sociales y sindicales.