La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

MASTURBACIÓN FEMENINA PASO A PASO, DALE PLACER A QUIEN MÁS AMAS

La masturbación femenina es la manera más facil de lograr un orgasmo en solitario, pero también puede prepararte para tener el mejor sexo de tu vida. Toma nota y aprende cómo tocar a la persona que más amas.

Caricias

Las mujeres tenemos zonas erógenas por todo el cuerpo, las cuales podemos estimular nosotras mismas a través de caricias fuertes y sutiles. Toca tu cuello, tus muslos y tus pechos con amor y descubre lo sensual que eres mientras lo haces. Una vez que te hayas relajado con este toqueteo y empieces a disfrutar de ti misma, pueden pasar al siguiente nivel.

Estimulación

La estimulación indirecta sobre el clítoris es la técnica más efectiva para llegar al orgasmo. El contacto directo puede resultar demasiado intenso e incluso doloroso las primeras veces. Con el dedo índice, presiona con movimientos circulares sobre tu clítoris hasta que comiences a sentir que algo está por pasar. Hazlo con cuidado, pero ejerce la presión que sea necesaria. Después repite este mismo movimiento pero algunos milímetros arriba del clítoris. Estarás estimulándolo indirectamente y de esta manera, el placer irradiará toda la zona.

También puedes tocar tu clítoris con dos dedos o por encima de la ropa interior. Lo importante es que vayas probando las sensaciones y técnicas que te gusten más. Hay chicas que dicen que masturbarse indirectamente sobre lencería de encaje es delicioso, ¿te animas a probarlo? Las sensaciones que puede provocar este tejido quizá lleguen a convertirse en tu secreto preferido.

Técnica a dos manos

Para lograr un placer todavía más intenso, dile a tu chico que te masturbe mientras tienen sexo y que utilice la dos manos a la vez. Así podrá tocar varios puntos de placer al mismo tiempo. Las siguientes zonas proporcionan sensaciones extraordinarias si se estimulan simultáneamente: pelvis, clítoris y punto G. Prepárate para la abundante felicidad orgásmica que vas a experimentar mientras sus manos acarician tus zonas erógenas…

Tu hombre también puede poner ambas manos a la obra para explorar tu zona anal y masajearte al mismo tiempo el clítoris (una vez que te haya tocada el ano, no debe tocarte con la misma mano la zona de la vagina ni la uretra). La estimulación simultánea del ano y del clítoris puede ser una vía directa al orgasmo para algunas mujeres.

Descubre lo que te gusta

Una de las grandes ventajas de la masturbación es que nos permite descubrir aquello que más nos gusta a nivel sexual. Úsala como ventaja cuando tengas un encuentro en pareja y no temas compartir el secreto de tus orgasmos con tu compañero. Puedes enseñarle cuál es el tipo de estimulación que te vuelve loca, guiando sus manos de forma muy sexy por tus puntos preferidos, como si fuera una especie de demostración privada…