La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

Frente a la tragedia de Harvey: ¡Trump obsesionado con el muro y México le tiende la mano!

Mientras la gente en Houston, Texas, escapa de las inundaciones y tormentas, Donald Trump, representante de la barbarie, escribe en twitter que México pagará por el muro.
•Al mismo tiempo que los ciudadanos estadounidenses en Texas están bajo el agua por los destrozos provocados por el huracán Harvey, el Gobierno de México aprovecha la oportunidad para expresar su plena solidaridad con el pueblo y el gobierno de Estados Unidos por los daños causados por el huracán, e informa que “ha ofrecido al gobierno estadounidense toda la ayuda y colaboración que puedan brindar las distintas dependencias gubernamentales mexicanas para atender los impactos de este desastre natural.
Es como deben actuar siempre los buenos vecinos en momentos de dificultad. Debemos recordar que en el 2005, el ejército mexicano ingreso al territorio estadounidense para ofrecer ayuda a las víctimas de Katrina en New Orleans, Misisipi, Alabama y la Florida.
ENFERMO DE ODIO
El Presidente Trump, enfermo de odio racista, continúa “jodiendo” con México, con el tema del muro, además del perdón otorgado al exsheriff de Maricopa, un infame racista que mantenía a los indocumentados en una especie de centros de concentración.
•El mal hombre no tiene memoria, que fueron trabajadores indocumentados mexicanos, quienes ayudaron a reconstruir New Orleans, y que después como premio recibieron la deportación.
No creo que sepan agradecer, quizás, el agradecimiento no exista en su diccionario. Trump se queja que México y Canadá se han beneficiado del Tratado de Libre Comercio a expensas de Estados Unidos. Enorme hipocresía cuando su línea de trajes es producida en México, utilizando los bajos salarios que se pagan en el país azteca. En lugar de abocarse a la situación de emergencia que se vive en Houston, el Presidente utiliza las redes sociales para amenazar a los mexicanos y a promover sus “guerritas” contra Corea y el Medio Oriente.
•Donald Trump, es un presidente que no tiene guía. Es una especie de Torquemada, el inquisidor español que sembró el terror, el fanatismo y el odio de la época. Trump justificando y defendiendo los excesos de los racistas del Ku-Kus-Klan, que son los mensajeros del pasado del obscurantismo, y el fanatismo racial.
Trump, representa el oscurantismo, el síntoma de que el neoliberalismo ha entrado en descomposición, así como las instituciones políticas estadounidenses, que no encuentran la puerta para gobernar al país.
•Se piensa que estamos ante un posible proceso de destitución de un Presidente, que es “oligofrénico” al frente de la potencia mundial más grande del mundo.