La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

Y TALVEZ NO LO SABÍAS: 20 momentos en los que una mujer quiere tener sexo contigo

Por: Alessadra P. Martínez.
Después de recibir la peor noticia de la semana, mientras ve la última escena erótica de una película, antes de terminar de arreglarse para salir, cuando esté preparando el desayuno con sólo unos bikers y tu camisa puesta, o después del fuerte abrazo que le diste para que dejara de llorar.
Todos esos son algunos de los momentos en los que ella esperaba que la tomaras de la cintura con tu mano izquierda, mientras tu mano derecha llevaba su rostro cerca del tuyo para besarla y desnudarla sin retorno.
SIN DARTE CUENTA
Inesperados, extraños, esporádicos e inadvertidos resultan los momentos en los que la mujer que deseas anhela que le des placer. De hecho, muchos confunden estos instantes en los que –aunque ella nunca lo pida– necesita con desesperación que un orgasmo la ayude a olvidarse del mundo.
¿Sabes cuántas veces ella ha querido tener sexo contigo y tú no lo notaste?
•Cuando la tristeza y el enojo la agobiaron.
•Cuando su familia y amigos no la apoyaron como ella esperaba.
•Cuando obtuvo aquello por lo que tanto luchó.
•Cuando despertaron juntos un domingo por la mañana.
•Cuando te preparó una cena romántica sin ser una fecha especial.
•Cuando se compró un vestido que, sabía, te iba a provocar.
•Cuando terminaron de discutir por una tontería.
•Cuando no pasó un examen importante.
•Cuando se arrepintió de no haber aprovechado una oportunidad irrepetible.
•Cuando regresaron después de haberse separado.
•Cuando le dijiste te amo mirándola a los ojos.
•Cuando llegó del gimnasio en ropa deportiva y con el cabello alborotado.
•Cuando la despertaste con un beso para avisarle que habías llegado a casa.
•Cuando vieron porno juntos por primera vez.
•Cuando se quedaron a la mitad de la nada porque su auto se quedó sin gasolina.
•Cuando probaron la misma droga mientras acampaban en el bosque.
•Cuando ambos sabían que los huéspedes de al lado podían escucharlos teniendo sexo.
•Cuando regresó de un largo viaje.
•Cuando se despidieron por última vez.
•Cuando le confesaste que la querías para toda la vida.
Las ganas de tener sexo pueden llevar a una mujer a la locura. Aprender a leer su cuerpo, a descifrar sus muecas y a encontrar la verdad entre sus palabras y silencios no es imposible, sólo es cuestión de atención y paciencia.
•¿Estás seguro de poder reconocer cada una de las veces que tu pareja ha querido tener sexo?