La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

CHILENOS VUELVEN A LAS CALLES PARA PROTESTAR POR QUINTO DÍA CONSECUTIVO

La crisis se desató cuando, por recomendación de un panel de expertos del Transporte Público, el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro en 30 pesos, llegando a un máximo de 830 pesos (US$1,17 aproximadamente).

A modo de protesta, estudiantes comenzaron a realizar “evasiones masivas” en el metro, levantando torniquetes para ingresar a los andenes sin pagar.

La situación fue agravándose a partir del viernes cuando la violencia se tomó las calles de la capital chilena, Santiago, con quema de diversas estaciones de metro y buses, saqueo de supermercados y ataques a cientos de instalaciones públicas.

El gobierno, entonces, decretó estado de emergencia, lo que significó el despliegue de los militares quienes, además, ordenaron toque de queda la tarde del sábado.

El presidente Piñera se vio forzado a ceder y anunció, en la noche del sábado, la suspensión del alza en la tarifa del metro afirmando que había escuchado “con humildad la voz de la gente”.

Miles de personas en Chile volvieron a salir a la calle este martes, por quinto día consecutivo. Esto para protestar contra el Gobierno. Las protestas se dan en medio de los estados de emergencia y los nuevos toques de queda ya decretados en varias zonas del país.

En Santiago de Chile, miles de manifestantes comenzaron a llegar a la Plaza Italia. Epicentro de las manifestaciones de la capital que durante las primeras horas de la mañana permaneció tranquila. Además de los que decidieron congregarse en la plaza, una gran muchedumbre avanzó caminando por la avenida Bernardo O’Higgins.

El balance oficial contabiliza 15 personas fallecidas en el marco de las protestas, 11 de ellos durante los saqueos, 3 en enfrentamientos con la Policía y uno atropellado por un camión de la Armada.