La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

ORIGEN DEL “DÍA DE LOS MUERTOS”

El Día de Muertos es una celebración mexicana que honra a los ancestros durante el 2 de noviembre, coincidiendo con la celebración católica del Día de los Fieles Difuntos. Aunque se ve primariamente como una festividad mexicana, también se celebra en muchas comunidades de los Estados Unidos donde existe una gran población méxicoamericana, y en una menor medida también se celebra en algunas partes de Latinoamérica.

A pesar de ser un tema morboso, esta festividad se celebra alegremente, y aunque ocurre en fechas cercanas al Día de Todos Los Santos, y al Día de todas las Almas, en lugar de sentirse temerosos de espíritus malévolos, el humor en el día de los muertos es mucho más relajado, similar al Halloween, con un mayor énfasis en la celebración, pero honrando las vidas de los difuntos.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México, pueden ser

trazados hasta la epoca de los indígenas de Mesoamérica, tales como los

Aztecas, Mayas, Purepechas, Nahuas y Totonacas. Los rituales que celebran las vidas de los ancestros se realizaron por estas civilizaciones por lo menos durante los últimos 3,000 años.

Las festividades eran presididas por el dios Mictecacihuatl, conocido como la “Dama de la muerte” (actualmente corresponde con “la Catrina”).

Cuando los conquistadores españoles llegaron a América en el siglo XV, ellos estuvieron aterrados por las practicas paganas de los indígenas, y en un intento de convertir a los nativos americanos al catolicismo movieron el festival hacia fechas en el inicio de noviembre para que coincidiesen con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas.

FIESTA NACIONAL MEXICANA

Los días de muertos se han convertido en una verdadera festividad nacional para los mexicanos. El dolor, la tristeza y el llanto por el ser querido que partió al mundo de los muertos, se entremezclan con el colorido, la fiesta, la alegría que caracteriza al mexicano, que sabe reírse de su propia tragedia para aligerar su pesar. La diferencia esencial entre las ofrendas prehispánicas y las actuales consiste principalmente en que aquellas eran ofrecidas a los dioses y las actuales, ya con la influencia católica, las familias mexicanas honran la memoria de sus muertos mediante ofrendas, altares que se componen de elementos como agua, veladoras, imágenes de santos, fotografías del difunto y su comida preferida.

Se cree que durante esos dos días los muertos regresan a casa y degustan los alimentos colocados en la ofrenda. Como una manera de guiar su camino, el altar se acompaña de flores de cempasúchil.

Para complementar esta tradición, las personas comparten calaveras de azúcar o chocolate y escriben las llamadas calaveritas, que consisten en epitafios humorísticos dedicados a algún amigo, familiar o personaje público.

Celebrar el Día de Muertos es una tradición 100% mexicana, su magia, rituales y tradiciones son tan particulares que la UNESCO lo ha declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Y nada tiene que ver con el Halloween estadounidense, que es de origen Celta.

En los países de tradición católica, el Día de Todos los Santos se celebra el 1 de noviembre.

No solo en México: 6 tradiciones del Día de los Muertos alrededor del mundo

1. Guatemala

Este día los guatemaltecos recuerdan a las personas que se marcharon, pero que aún siguen viviendo en los corazones de quienes se quedaron. Además de celebrar misas y hacer comidas especiales para satisfacer a los vivos y a los muertos, las comunidades lanzan barriletes gigantes, los cuales, según la tradición, ahuyentan a los malos espíritus.

2. Perú

En Perú el Día de los Muertos se celebra el 2 de noviembre, día en el que la mayoría de peruanos acuden a los cementerios a saludar a sus difuntos. También tienen lugar más tradiciones, como en la zona de los Andes, donde se preparan las comidas que más gustaban al difunto; o en la sierra, donde se colocan coronas en las tumbas en vez de flores frescas.

3. Ecuador

En Ecuador el Día de los Difuntos es una festividad en la que se honra la vida de los seres queridos que se han ido de este mundo. La celebración es una mezcla de tradiciones prehispánicas y fiesta católica, en la que se visitan los cementerios y se llevan flores y comida a los muertos. Entre los platillos destacados se cuentan la colada morada, una bebida hecha a base de harina de maíz negro o morado, y guaguas de pan, que son unas figuras de pan con forma de muñeco.

4. Bolivia

En Bolivia el día de Todos los Santos es el origen de las tantawawas, figuras de masa de pan, con caras de yeso, que simbolizan las almas de los cuerpos que murieron en la infancia.

El 1 de noviembre las familias de los fallecidos preparan una mesa sobre la que ponen comida, bebida, flores y dulces junto a las tantawawas, a la espera de recibir a sus seres queridos hasta el día 2 de noviembre.

5. Filipinas

Aunque parezca increíble, el Día de Todos los Santos en Filipinas convierte los cementerios en un gran salón de fiestas en el que los familiares velan a sus difuntos rodeados de grandes cantidades de comida, bebida e incluso algunos juegos con los que amenizar la velada.

6. España: “Día de Todos los Santos”

En España, el día 1 de noviembre es un día para recordar a los que ya no están. Se visitan los cementerios y se dejan flores en las tumbas de los seres queridos. Eso sí, algunos lugares del país añaden algunos matices: En Cataluña se celebra la Castañada, día en el que además de honrar a los muertos, se comen castañas asadas y panellets para celebrar también la entrada del otoño.

En Galicia celebran Samaín, una tradición celta que poco se parece al actual Halloween… En Extremadura se celebra el día de la Chaquetía, día en el que los más jóvenes salen a pasar el día al monte cargados de castañas y algún dulce para disfrutar con los amigos