La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que: “Es momento de mostrarnos ante el mundo como una familia unida y solidaria, una sola familia que es la familia mexicana”

»El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, recorrió distintas zonas del municipio de Tonalá afectadas por el sismo de la semana pasada, para evaluar los daños ocasionados y reforzar las acciones de apoyo para atender a la población damnificada.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recorrió esta semana distintas zonas afectadas por el sismo de la semana pasada, para evaluar los daños ocasionados y reforzar las acciones de apoyo que lleva a cabo el Gobierno de la República, en conjunto con las autoridades estatales y municipales, para atender a la población damnificada.
El Primer Mandatario encabezó también, en Chiapa de Corzo, una reunión de evaluación con los titulares de distintas dependencias del Gobierno de la República y el Gobernador de la entidad.
Peña Nieto convocó a la sociedad mexicana a unirse en favor de las familias afectadas por el sismo, principalmente en Chiapas y Oaxaca. “Somos una sola nación, somos una familia, la familia mexicana y cuando algún miembro de esa familia enfrenta momentos de desgracia, como las de Chiapas y de Oaxaca, es momento de tender la mano, una mano de ayuda, de apoyo y de respaldo, cada quien a su capacidad, en su forma de hacerlo. Este es el momento de hacerlo y de mostrarnos ante el mundo como una familia unida, una familia solidaria y una sola familia que es la familia mexicana”, subrayó.
El Presidente de México expresó su agradecimiento y reconocimiento a los Jefes de Estado de distintas naciones que han hecho sentir su solidaridad con México ante la desgracia ocurrida en Oaxaca, Chiapas y otras partes del país.
Peña Nieto refirió que es prioridad atender la emergencia, “con la participación de todos los funcionarios del Gobierno de la República, con todos los recursos materiales a nuestro alcance, y siempre en la disposición de aceptar la ayuda y la solidaridad que otros sectores de la sociedad quieran prestar en apoyo a las familias de Oaxaca y de Chiapas”.
Afirmó que para atender a la población afectada en esos estados, se han trazado tres objetivos: asegurar la atención a la población damnificada en sus necesidades básicas como el suministro de víveres, que tengan alimentación diaria y atención médica adecuada; levantar un censo de daños y, con base en él, iniciar lo más pronto posible las acciones de reconstrucción.
Señaló que en Chiapas y Oaxaca se han desplegado 1,200 médicos y enfermeras adicionales al personal médico que presta habitualmente sus servicios y al mismo tiempo que se están desplazando 80 unidades médicas móviles “a efecto de tener un recorrido itinerante, dada la geografía que hay en estos dos estados”.
El Primer Mandatario reiteró su llamado a la población civil a ser solidaria y acudir a los distintos centros de acopio que se han instalado, especialmente en la Ciudad de México y en los Sistemas DIF de todas las entidades, “y hacer llegar a estos dos estados los apoyos correspondientes”.
El Titular del Ejecutivo Federal también hizo un llamado a las empresas del sector privado, sobre todo a aquellas dedicadas a la construcción, “para que en gesto de solidaridad puedan aportar también su experiencia, su trabajo y su capacidad técnica para poder acelerar la etapa de reconstrucción”.