La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (COMPUTER SHACK)-01.jpg

Octubre es el mes de la concientización sobre el cáncer de seno

»Realizarse una mamografía de forma habitual puede reducir el riesgo de morir de cáncer de seno

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Con la excepción del cáncer de piel, el cáncer de seno, es el cáncer diagnosticado con más frecuencia entre las mujeres en Estados Unidos. Hacerse una mamografía de forma habitual puede reducir el riesgo de morir de esta enfermedad. Una mamografía es una radiografía, una imagen del seno tomado con rayos X. Los médicos usan las mamografías para buscar signos de cáncer de seno en sus etapas iniciales. Las mamografías habituales son las mejores pruebas con que cuentan los especialistas para detectar el cáncer de seno en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir.
Por lo tanto las mamografías son el mejor método para detectar la enfermedad en etapas tempranas, cuando es más fácil de tratar y antes de que sea lo suficientemente grande para que se sienta al palpar o cause síntomas.
Si usted tiene entre 50 y 74 años de edad, asegúrese de que le hagan una mamografía cada dos años. Si tiene entre 40 y 49 años de edad, consulte con su médico sobre cuándo y con qué frecuencia se debe hacer una mamografía.
Hay diferentes síntomas de cáncer de seno, y algunas personas no tienen síntomas.
Algunas señales de advertencia del cáncer de seno son:
•Un bulto o dolor en el seno.
• Endurecimiento o hinchazón de una parte de los senos.
• Irritación o hundimientos en la piel de los senos.
•Piel del seno escamosa o enrojecida.
•Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
•Líquido del pezón, que no sea leche materna, en especial sangre.
•Cualquier cambio en el tamaño o la forma del seno.
•Dolor en cualquier parte del seno.
Otras afecciones pueden causar estos síntomas. Si usted tiene algún signo preocupante, consulte a su médico de inmediato
Algunos factores pueden aumentar su riesgo. Los principales factores que influyen en el riesgo de una persona incluyen ser mujer y hacerse mayor. Otros factores de riesgo incluyen:
•Cambios heredados en ciertos genes (BRCA1 o BRCA2).
•Tener la menstruación antes de los 12 años de edad.
•No haber dado a luz o tener el primer hijo a una edad más tardía.
•Comenzar la menopausia a los 55 años de edad.
•Tomar hormonas durante más de cinco años para reemplazar el estrógeno y la progesterona.
•Tomar anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas).
•Antecedentes personales de cáncer de mama.
•Antecedentes familiares de cáncer de mama (madre, hermana o hija).
•Recibir radioterapia en seno o el pecho.
•Tener sobrepeso, en especial después de la menopausia.
Aunque las pruebas de detección no pueden prevenir el cáncer de mama, pueden ayudar a detectarlo temprano, cuando lo es más fácil de tratar. Consulte con su médico acerca de las pruebas más adecuadas para usted y cuándo debe hacérselas.
Anualmente en Estados Unidos, más de 200,000 mujeres contraen cáncer de seno y más de 40,000 mujeres mueren por esta enfermedad.
Los hombres también pueden contraer cáncer de seno, pero no es muy común. Menos de 1% de los cánceres de seno ocurren en los hombres.
La mayoría de los casos de cáncer de seno se diagnostican en mujeres de 50 años de edad o más, pero este tipo de cáncer también afecta a las mujeres más jóvenes. Alrededor del 10% de los nuevos casos de cáncer de seno en Estados Unidos se encuentran en las mujeres menores de 45 años de edad.
Si sus ingresos son bajos o no tiene seguro médico y tiene entre 40 y 64 años, es posible que cumpla con los requisitos para hacerse una mamografía a bajo costo o gratuita mediante el Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Seno y Cuello Uterino de los CDC. Llame al (800) CDC-INFO para obtener más información.