La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

“Cómo hacer del sexo mañanero la mejor experiencia erótica de tu vida”

Por: Alessandra P Martínez.
Las 05:48 es la mejor hora para tener sexo. Así lo asegura un estudio dado a conocer por el British Medical Journal. Las razones son varias, pero una que sobresale es que el hombre tiene niveles hasta 50 % más elevados de testosterona a esas horas, de ahí las erecciones matutinas.
Aunque nadie necesita muchas razones para animarse a tener sexo mañanero, éste tiene enorme ventajas en la salud, entre ellas: disminuye el riesgo de un ataque cardiaco pues ayuda a la buena circulación de la sangre, también previene diabetes, dolores de migraña y hasta en las articulaciones.
Por otra parte, la sensibilidad emocional a esa hora del día es completamente distinta a la que se tiene en las restantes 24 horas; al despertar se está libre de preocupaciones y estrés, lo que potencializa las sensaciones. Además la experiencia es mucho más real, pues ambos se encuentran sin máscaras ni poses: son realmente como son.
Así que si quieres sacarle todo el provecho a esta práctica, aquí algunos consejos:
En secreto, toma la iniciativa
Despiértate sin que tu pareja se dé cuenta. Sin despertarla, prepárate para lo que viene. Puedes comenzar acariciando sus brazos o besarla desde las piernas e ir ascendiendo suavemente. En el caso de los hombres, un poco de sexo oral puede ser sumamente gratificante y, para las mujeres, besos suaves en el cuello y en la espalda lo incendiarán todo.
Desconecta el Wi-fi
Probablemente odies apagar el teléfono por si llega a ocurrir alguna emergencia o si te marcan del trabajo. Está bien, pero lo que sí puedes hacer es apagar tus datos o tu Wi-fi para evitar cualquier tipo de distracción y entregarte por completo al momento de pasión.
Guarda una caja con mentas
(y condones)
La mayoría de las parejas, cuando ya tienen cierta confianza, no tienen problema en besar al otro por las mañanas aun cuando no se ha lavado la boca. Sin embargo, si quieres que sea una buena experiencia, puedes dejar cerca una caja con mentas o alguna pastilla refrescante. Ir al baño a lavarte los dientes o a buscar el condón puede interrumpir el momento y aminorar el deseo.
Quita las sábanas
Nada como sentir el frío de la mañana y, al mismo tiempo, la sensación de calor explotando por la piel propia y la de el otro. Quitar todas las sábanas le dará un toque de erotismo al dejar los cuerpos completamente expuestos. Algo agradable para la vista y el tacto.
Despacio y con amor
Claramente, la velocidad y la intensidad dependerán del momento que tengas con tu pareja, sin embargo, el sexo mañanero se presta mucho para hacer las cosas con amor. Debido a la susceptibilidad emocional a la que ambos están expuestos en ese momento son mucho más receptivos, por lo que afianzará su relación.
Busca otros lugares
Salgan de la cama, busquen otros espacios donde nunca han tenido un encuentro sexual para darle novedad a la situación. Debido a la fricción que ocasiona el agua, la ducha no es el lugar más indicado para tener sexo, pero bien puede ser usada como el pre para después consumar el acto.
No apresures nada
Existen muchos defensores de los quickies. Sin embargo, es necesario ser honestos: muchas mujeres precisan de varios minutos para poder llegar al orgasmo. Es mejor disfrutar sin ajetreos ni presiones y ambos gozar por completo del instante. Además, recién despiertos tendrán pocas ganas de algo rudo y rápido.
El sexo es bueno a todas horas todos los días del año, sin embargo, como se vio, el sexo por las mañanas le da un plus a estos encuentros diarios. Además de las ventajas físicas, químicas y eróticas que se han mencionado, en el sentido emocional es sumamente beneficioso.
Despertar abrazado de quien amas, comenzar a sentir su cuerpo junto al tuyo, abrir los ojos y los poros de la piel con sus besos y caricias son de las cosas más estimulantes que se viven en pareja. Aprovecha estos tips y disfruta de tu cuerpo, tu placer y de quien amas.