La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera alcanza niveles récord

»Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera aumentaron a una velocidad récord en 2016 y alcanzaron el nivel más alto en 800.000 años, advirtió la Organización Meteorológica Mundial

La OMM, durante el lanzamiento del Boletín de Gases de Efecto Invernadero en la sede de la ONU en Ginebra, informó que el promedio de la concentración de dióxido de carbono (CO2) alcanzó 403.3 partes por millón en 2016, debido a una combinación de actividades humanas y un fuerte fenómeno del niño. En 2015, los niveles eran de 400 ppm.
El aumento del CO2 y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera tienen el potencial de iniciar cambios sin precedentes en los sistemas climáticos, lo que lleva a “graves perturbaciones ecológicas y económicas”, asegura el informe.
El crecimiento demográfico, unas prácticas agrícolas más intensivas, un mayor uso de la tierra y el aumento de la deforestación, la industrialización y el consiguiente uso de energía procedente de fuentes fósiles han contribuido, todos, a una aceleración de la tasa de aumento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera desde el inicio de la era industrial, en 1750.
Desde 1990 se ha registrado un aumento del 40% del forzamiento radiactivo total, que tiene un efecto de calentamiento en nuestro clima, causado por el conjunto de gases de efecto invernadero de larga duración y del 2,5% de 2015 a 2016, según las cifras proporcionadas por la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA).
El director de la OMM, Petteri Talas, declaró que es necesario que los gobiernos cumplan con las promesas que hicieron en París en 2015 y tomen medidas para reducir el calentamiento global.
Talas agregó que nunca se había visto un aumento tan grande en la concentración de C02 en la atmósfera en un solo año.
“Esto demuestra que no nos estamos moviendo en la dirección correcta, de hecho, estamos haciendo exactamente lo contrario si pensamos en la implementación del Acuerdo de París. Esto demuestra que existe una necesidad urgente de elevar el nivel de ambición en la lucha contra el cambio climático”, dijo.
“El CO2 permanece en la atmósfera durante cientos de años y aún más en los océanos. Según las leyes de la física, en el futuro las temperaturas serán mucho más altas y el clima más extremo. Hoy no existe ninguna varita mágica para eliminar el CO2 de la atmósfera”, sostuvo Talas.
La última vez que se registró en la Tierra una concentración de CO2 comparable fue hace entre 3 y 5 millones de años, la temperatura era entonces de 2 a 3 °C más cálida y el nivel del mar entre 10 y 20 metros superior al actual.
El fenómeno climático está asociado a temperaturas del mar más cálidas que el promedio, que se cree son responsables de desencadenar sequías en regiones tropicales, así como huracanes e incendios forestales sin precedentes en otros lugares.
El lanzamiento del informe de la OMM coincide con el Informe de Emisiones del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), y hace un seguimiento a cómo los gobiernos están tomando medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Ambas publicaciones servirán como base científica para las decisiones políticas y negociaciones de cambio climático de la ONU en Bonn, Alemania, previstas a comenzar el 7 de noviembre.