La Prensa US BANNER HEADER 1020X150 PX (GRAPHIC DESIGN)-01.jpg

Cuidemos el planeta… la Tierra nos está avisando

Quizás no lo veamos, tal vez no nos demos cuenta, pero nuestro planeta tierra ya no aguanta más tanto abuso y nos está avisando que queda poco tiempo para revertir el terrible daño que le hemos hecho. En un informe publicado recientemente, investigadores muestran las alarmantes cifras de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmosfera, la más alta en 800 mil años.
El cambio climático, que es la variación del clima generado por la acción del ser humano dando paso al efecto invernadero y que provoca a su vez el calentamiento global, es cada vez más evidente y está modificando nuestra economía, salud y comunidades de formas diversas.
Los científicos advierten que, si no ponemos el freno sustancialmente al cambio climático ahora, los resultados probablemente serán desastrosos. Los océanos, por ejemplo, absorben más calor que la tierra, así que el nivel del mar ascenderá y también aumentarán su nivel debido a la fusión de los glaciares y del hielo marino, por lo que las ciudades de la costa sufrirán más inundaciones.
Los lugares en los que normalmente llueve o nieva podrían calentarse y secarse al igual que lagos y ríos, con lo que habría menos agua disponible para la agricultura, la producción de comida o, incluso, para beber. Muchas plantas y animales se extinguirían y los huracanes, tornados y tormentas producidos por cambios de temperatura y evaporación de agua, se producirían con más y mayor regularidad.
Si no se toman medidas drásticas desde hoy, será más difícil y costoso adaptarse a estos efectos en el futuro. Desde el año 1880 a 2012 la temperatura media mundial aumentó 0,85 °C. Los océanos se han calentado, las cantidades de nieve y hielo han disminuido y el nivel del mar ha subido. De 1901 a 2010, el nivel medio mundial del mar ascendió 19 cm, ya que los océanos se expandieron debido al hielo derretido por el calentamiento. La extensión del hielo marino en el Ártico ha disminuido en cada década desde 1979.
Debido a la concentración y a las continuas emisiones de gases de efecto invernadero, es probable que al final de este siglo se presencie un aumento de 1 a 2° C en la temperatura media mundial en relación con el nivel de 1990 (aproximadamente 1,5 a 2,5°C por encima del nivel preindustrial). Se estima que el aumento del nivel medio del mar será de entre 24 y 30 centímetros para 2065 y de 40 a 63 centímetros para 2100.
Incluso los investigadores predicen que la mayoría de los efectos del cambio climático persistirían durante muchos siglos, aunque se detuviesen hoy las emisiones de los gases que causan el calentamiento global.
Por si esto fuera poco, existen pruebas alarmantes de que se pueden haber alcanzado o sobrepasado puntos de inflexión que darían lugar a cambios irreversibles en importantes ecosistemas y en el sistema climático del planeta.
Ecosistemas tan diversos como la selva amazónica y la tundra antártica pueden estar llegando a umbrales de cambios drásticos debido al calentamiento y a la pérdida de humedad. Los glaciares de montaña se encuentran en alarmante retroceso y los efectos producidos por el abastecimiento reducido de agua en los meses más secos tendrán repercusiones sobre varias generaciones.
Por todo lo antes mencionado, debemos de tomar muy en serio esta preocupante situación de la que somos directos responsables y que, si queremos, todos podemos contribuir a cambiar…