Inicio Leer para Creer Ahorraron 6 años para llevar a sus hijos a Disney y quedaron...

Ahorraron 6 años para llevar a sus hijos a Disney y quedaron varados

280

Ahorraron 6 años para llevar a sus hijos a Disney y quedaron varados

La familia ahorró durante casi seis años para poder concretar el viaje familiar a los Estados Unidos. «Mi marido -Marcos Noriega – es policía, y yo tengo un almacén. Todo lo logrado económicamente fue a base de esfuerzo y trabajo», cuentan desde Miami donde están varados junto a sus tres hijos. Con su trabajo de muchos años pudieron tener su casa, su auto, mientras mandaban a sus hijos a una escuela pública «porque estudiar es lo más importante».

La fecha original era para marzo del 2020, pero llegó la pandemia y el itinerario quedó en pausa. «Nos dijeron que teníamos que viajar en junio o julio porque si no perdíamos los cinco pasajes aéreos. Además, aprovechamos el receso escolar de mis tres hijos que tienen 4, 11 y 13 años», cuenta. Así que volaron el 28 de junio vía Panamá.

«En el Aeropuerto de Panamá nos comentaron la situación del cepo a los vuelos e ingresos. Nos pareció una locura, pero ya estábamos en camino a los Estados Unidos. No teníamos otra opción que volar a Miami». La ruta de viaje incluía una semana en Orlando y otra en Miami Beach.

El regreso estaba confirmado para el 15 de julio. «Hace unos días recibimos la cancelación por parte de Copa del tramo Panamá-Ezeiza. » Desde 2018, Marina junto a su marido, Marcos, alquila un fondo de comercio en Los Molles para sumar otro ingreso. «Si bien la situación del país en materia de consumó ha disminuido, los ingresos generados nos sirven para subsistir. »

«Hasta ahora entendieron la situación, pero si esto se alarga varias semanas seguramente me quedo en la calle». Sin embargo, con el tramo Panamá-Ezeiza cancelado, aunque en la aplicación figura operativo, a la familia Noriega le dieron una posible fecha de regreso recién para diciembre del 2021. La familia Noriega no es la única en esta situación de incertidumbre, se estima que hay alrededor de 15.000 argentinos varados, en su mayoría en los Estados Unidos. Pese al aumento del número de ingresos, las compañías aéreas advierten que el problema de los varados se agravará.

En una protesta pacífica, el pasado 9 de julio se movilizaron frente a Manolo, un ícono argentino de la ciudad, en reclamo al cierre de ingreso de los vuelos. Varios aún no tienen fecha de retorno confirmada.