Inicio Opinión AMLO en la cumbre trilateral

AMLO en la cumbre trilateral

134

“Una exitosa reunión que provocó el enfado de la oposición”

Por Eros Ortega Ramos*

El miércoles 17 de noviembre del año en curso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acompañado por el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, la titular de la Secretaría de Economía (SE), Tatiana Clouthier y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, llegó a la Residencia de la Embajada de nuestro país en Washington DC, custodiado por elementos del Servicio Secreto de Estados Unidos para presentarse en la IX Cumbre de Líderes de América del Norte, llevada a cabo entre Canadá, Estados Unidos y México. De esta manera, el gobierno de México hizo pública la agenda del mandatario la cual se efectuó el jueves 18 de noviembre. Dicha agenda quedó de la siguiente manera:

“11:00 hrs. Reunión bilateral con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau en el Instituto Cultural Mexicano.

13:30 hrs. Reunión de trabajo con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris en la Casa Blanca.

15:00 hrs. Reunión bilateral con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden en la Casa Blanca.

Finalmente, a las 16:45 hrs. se llevará a cabo la reunión trilateral con Biden y Trudeau, también la Casa Blanca” (AristeguiNoticias, 17/XI/21).

Cabe señalar que desde el 2016 no se llevaba a cabo tal cumbre debido a que había sido suspendida por el entonces mandatario norteamericano Donald Trump, sin embargo, con su retorno AMLO tuvo la oportunidad de conversar por primera vez con Trudeau, en una reunión histórica que reforzó la relación del tabasqueño con sus vecinos del norte. A continuación, se exponen algunos de los momentos más importantes de esta cumbre:

“La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) brindó un breve informe de los tópicos tratados en el encuentro bilateral.

-Se buscará la reconciliación con los pueblos indígenas y poner a comunidades originarias en el centro de las políticas públicas

-Combate a la desigualdad a través de medidas de redistribución justa de la riqueza: el objetivo central es apoyar a cerca de 750 millones de personas en situación de pobreza.

-Promover la competitividad de la región a partir de las “grandes coincidencias” bilaterales y trilaterales en materia comercial, medioambiental y de infraestructura” (INFOBAE, 18/XI/21).

Sin embargo, pese al éxito del jefe del ejecutivo federal en la cumbre, la tambaleante oposición política salió a relucir con severas críticas ante la actuación de Obrador, uno de los ejemplos más notables de esto fue el del presidente reelecto del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, quien no escatimó en desestimar la presencia de su oponente con una publicación en Twitter:

“Hoy en la cumbre trilateral de Norteamérica, México llega en desventaja en todos los temas: hay posibles violaciones al T-MEC con su propuesta de contrarreforma energética, la crisis migratoria y el mal manejo de la pandemia […] El gobierno de México debe mirar hacia el futuro, tomar lo bueno de sus aliados comerciales, abandonando sus ideas retrógradas, populistas y destructivas” (INFOBAE, 18/XI/21).

Pero la crítica que, en lo personal, más me llamó la atención fue la de la politóloga y catedrática en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Denise Dresser, quien también condenó el proceder del mandatario en su cuenta oficial de Twitter, al que acusó de simulador por utilizar cubrebocas en su visita con los líderes extranjeros cuando ni siquiera en su propio país lo hizo como medida de prevención ante la propagación del COVID-19:

“En México sin cubrebocas porque haces lo que te da la gana. En EEUU con cubrebocas porque te obligan a respetar las reglas y respetar a los demás […] En la escalinata frente a los murales, Trudeau traía cubrebocas y se lo quitó por cortesía para no evidenciar/incomodar a AMLO. El tema no es menor, es dar el ejemplo de manera consistente y López Obrador lamentablemente no lo ha hecho en México, a pesar de la pandemia persistente”

En este sentido, tengo que reconocer que la argumentación de la politóloga es bastante acertada al criticar la decisión que tomó AMLO en torno al uso de cubrebocas en un país extranjero, ya que varias veces se le vio impartir sus conferencias matutinas sin dicho utensilio de prevención en pleno apogeo de la pandemia. No se puede defender lo indefendible, más cuando la evidencia empírica así lo demuestra. Lo que no comparto en absoluto es la aseveración que hizo respecto al proceder condescendiente de Trudeau hacia AMLO, ya que más que hipotetizar, lo que hizo fue asegurar que el primer ministro canadiense quiso quedar bien ante la actitud irresponsable del mandatario mexicano. Cabe aclarar que tanto Estados Unidos como Canadá son países con altos porcentajes de vacunación contra el COVID-19, por lo que sus medidas preventivas poco a poco se han ido disipando para darle paso al regreso total de la normalidad.

Pero bueno, la politóloga ya ha sido objeto de polémica anteriormente por cuestionar la edad de los que no comparten sus ideas políticas, como si la mayoría de esta fuera una variable determinante para validar el punto de vista de quien lo emite, así como por perrear sensualmente con una canción de Maluma ante la exitosa recaudación de fondos para el llamado “becatlón” del ITAM, eso sin olvidar que, de la misma manera, coreó al unísono junto con otras de sus compatriotas el himno de “un violador en tu camino” para protestar en contra de la violencia machista de este país. Claro está que la versatilidad de Dresser es innegable, tan es así que todo indica que inclusive ha desarrollado la habilidad psíquica de leer las mentes de los políticos para descifrar las verdaderas intenciones que esconden sus actos conscientes, como en el caso de Trudeau con su bochornosa condescendencia hacia Obrador. Al final, la impotencia de la oposición resulta imposible de contener cuando el que ni siquiera sabe hablar inglés, sale victorioso de sus reuniones en el extranjero contra todo pronóstico de fracaso.

Gracias por su lectura.

Twitter: @erosuamero

Facebook: Eros Ortega Ramos

Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

*El autor es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y maestrante en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México