Inicio USA Anthony Fauci, epidemiólogo de la Casa Blanca, dijo que la vacuna contra...

Anthony Fauci, epidemiólogo de la Casa Blanca, dijo que la vacuna contra el coronavirus podría estar lista antes de fin año

107

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El jefe de los epidemiólogos de la Casa Blanca, Anthony Fauci, indicó este martes que la vacuna contra el coronavirus podría estar lista este año, un plazo récord para un desarrollo de este tipo, que se espera para poder controlar la pandemia, especialmente frente a las poblaciones más vulnerables.

Según indicó el asesor del gobierno de Donald Trump, cree que la cuestión es “cuándo”, dando por hecho que sí se llegará a una fórmula efectiva contra la enfermedad. Sobre los plazos, indicó que es “cautelosamente optimista” sobre la posibilidad de que esté lista antes del 2021.

Las vacunas generalmente requieren años de investigación y pruebas de eficacia y seguridad antes de llegar a la clínica, sin embargo los científicos del mundo no se rinden frente a un hallazgo en una carrera a contrarreloj, y compiten actualmente más de 136 ensayos en todo el mundo para producir una vacuna entre fines de 2020 y primer trimestre de 2021.

Con la vacuna contra la COVID-19, los investigadores no empiezan desde cero. Pues la información aprendida de otros coronavirus ha dado un cierto adelanto. Este virus SARS-CoV-2 tiene una estructura muy similar al Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS 1, por sus siglas en inglés). Con ese virus, se obtuvo alguna información científica y salieron también las primeras vacunas posibles.

También, Fauci negó que Trump haya pedido reducir el número de pruebas para mejorar las cifras nacionales del coronavirus, como había dado entender el mandatario en su último discurso ante sus simpatizantes. “A nadie se le dio la orden de reducir los testeos. De hecho, estamos haciendo más”, aseguró. EEUU ha realizado más de 27 millones de pruebas, con cerca de 2,3 millones de positivos (una tasa de 8,4%).

Si bien la mayoría de ensayos de vacunas están en las fases iniciales, los proyectos más prometedores en EEUU, Reino Unido y China han iniciado la producción de su fórmula, para tenerla lista para su distribución en caso de tener éxito y recibir la aprobación de las autoridades sanitarias.

Al respecto, tanto Fauci como Stephen Hahn, director de la FDA, se comprometieron a seguir los lineamientos para no apurar ninguna fórmula que no cumpla con los requisitos científicos para su uso general en la población. “Sería muy decepcionante si nos apuramos a una conclusión antes de saber si una vacuna es verdaderamente segura y efectiva”, indicó Fauci.

El epidemiólogo testificó ante una comisión de la Cámara de Representantes, junto con los jefes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y un alto funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Desde la última comparecencia de Fauci en una audiencia de alto perfil hace más de un mes, Estados Unidos está tratando de reactivar la economía, pero lo está haciendo de manera desigual, con algunos estados mucho menos cautelosos que otros.

Un trío de estados con gobernadores republicanos que son optimistas con la reapertura (Arizona, Florida y Texas) se encuentran entre los que observan aumentos preocupantes en los contagios.

Consultado sobre por qué la población afroamericana ha sido desproporcionadamente afectada ante la pandemia, Fauci indicó que muchos trabajadores negros están empleos considerados esenciales e involucran interacciones públicas. Además, indicó que esta población tiene a presentar otros problemás de salud, como presión alta y diabetes, lo que agrava los cuadros de Covid-19.

El podio de las vacunas

La prueba más avanzada es la de la Universidad de Oxford y el grupo farmacéutico británico AstraZeneca, ya en la fase 2b/3. El laboratorio afirmó hace una semana que espera resultados para septiembre sobre la eficacia de su vacuna.

Estados Unidos es el país con más ensayos en desarrollo, ya sea de forma independiente o en sociedad con otros países, con un total de 39 proyectos.

En segundo lugar figura China, con 20 ensayos. No obstante, el gigante asiático es la nación con más candidatos en segunda fase, ya que tiene cinco estudios que ya están analizando posibles efectos secundarios en humanos: dos del Instituto Biológico de Beijing (junto a Sinopharm y a CanSino Biological Inc.), una del Instituto Biológico de Wuhan (junto a Sinopharm), una del laboratorio Sinovac y una del Instituto de Biología Médica junto a la Academia China de Ciencias Médicas.

Por su parte, EEUU tiene tres en esta etapa: los ensayos de Inovio Pharmaceuticals, Novavax y Moderna/NIAID. Este último, anunció que comenzará la tercera fase de testeos en el mes de julio.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EEUU prevén que varias de ellas iniciarán las pruebas finales en gran escala en los próximos meses, aunque no hay garantías de que alguna de ellas resulte eficaz. Pero si todo va bien, “habrá la posibilidad de saber” para fines de año cuáles vacunas son eficaces, dijo el doctor John Mascola, director del centro de investigación de vacunas del NIH, a una reunión de la Academia Nacional de Medicina.

Hay dos proyectos hoy -entre otros 7 que se están investigando incansablemente alrededor del globo- científicamente sólidos, contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Uno surge de la unión de dos gigantes del mundo farmacéutico, el laboratorio Pfizer y BioNTech, que están desarrollando en conjunto cuatro vacunas candidatas contra la COVID-19 y recibieron la aprobación regulatoria del Instituto Paul-Ehrlich de Alemania para comenzar el primer ensayo clínico.

Y el otro, el de Johnson & Johnson-Janssen, que trabaja en una opción de vacuna candidata para COVID-19 en colaboración con el Departamento de Salud y Servicios Sociales y Humanos de los Estados Unidos (HHS, por su sigla en inglés). Johnson & Johnson anunció que ha acelerado el inicio de la fase 1/2a del primer ensayo clínico en humanos de su vacuna en investigación para SARS-CoV-2, Ad26.COV2-S, recombinante. Esta fase que estaba programada para iniciar en septiembre, ahora se espera que inicie a mediados de julio.

Paul Stoffels, MD, vicepresidente del Comité Ejecutivo y Director Científico de Johnson & Johnson, afirmó en un comunicado global: “basados en la contundencia de los datos preclínicos que hemos obtenido hasta ahora y las interacciones con las autoridades regulatorias, hemos podido acelerar aún más el desarrollo clínico de nuestra vacuna experimental SARS-CoV-2, Ad26.COV2-S, recombinante. Simultáneamente, continuamos nuestros esfuerzos para construir alianzas globales e invertir en nuestra tecnología y capacidad de producción y desarrollo de vacunas. Nuestro objetivo es asegurarnos que podamos entregar una vacuna al mundo y proteger a la población de esta pandemia”.

(Con información propia y de AP)