Inicio Salud Aumenta el consumo de alcohol en Estados Unidos durante la pandemia

Aumenta el consumo de alcohol en Estados Unidos durante la pandemia

145

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Además de 207,000 muertes y 7.2 millones de infectados, la pandemia de coronavirus tendrá otras consecuencias que la ciencia ya ha comenzado a adelantar. Una nueva investigación reveló que el consumo de alcohol en Estados Unidos ha aumentado durante la pandemia, especialmente entre las personas mayores de 30 años.

El estudio, publicado en el JAMA Network Open, evidenció que la frecuencia general de consumo de alcohol se incrementó en un 14 por ciento desde 2019, es decir, un promedio mensual de un día adicional de beber alcohol en el 75 por ciento de los adultos en EEUU.

Los investigadores analizaron los hábitos de consumo de 2,615 personas de de 30 a 80 años de edad entre el 29 de abril y el 9 de junio de 2019 y los compararon con sus hábitos entre el 28 de mayo y el 16 de junio de 2020.

Entre los cambios informados por los participantes, se encuentran un aumento de los días de la semana en que beben alcohol, de las cantidades, de los días en que lo consumen en exceso y de los problemas relacionados con el alcohol en el último mes.

En general, un 19 por ciento de las personas entre 30 y 59 años han consumido alcohol con más frecuencia en 2020, y uno de los grupos más afectados son las mujeres: su consumo excesivo se incrementó en un 41 por ciento, así como sus problemas relacionados con la bebida (39 por ciento).

Los investigadores sugieren vigilar el consumo de alcohol durante la pandemia y sus consecuencias para la salud física y mental de los estadounidenses. “Además de una variedad de asociaciones negativas para la salud física, el consumo excesivo de alcohol puede provocar o empeorar problemas de salud mental existentes, como ansiedad o depresión, que pueden estar aumentando durante el COVID-19″, escriben.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud advirtió durante los primeros meses de la pandemia que el consumo de alcohol puede debilitar la salud y producir más conductas de riesgo, problemas de salud mental y violencia.