Inicio México CDMX descarta que policía se haya contagiado de COVID-19 en el Vive...

CDMX descarta que policía se haya contagiado de COVID-19 en el Vive Latino

289


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México descartó que el policía que falleció este 4 de abril por COVID-19 se hubiera contagiado en el Vive Latino.

De acuerdo con la Secretaría de Salud capitalina, el hombre de 43 años, adscrito al Sector Nápoles cubrió el Festival Vive Latino del domingo 15 de marzo a las 6 de la tarde al lunes 16 a las 7 de la mañana.

Sin embargo, “la estimación del periodo de incubación del coronavirus es de 5.1 días, por lo que desafortunadamente el policía pudo haberse contagiado en cualquier lado”.

Policía trabajó 4 días antes de ser hospitalizado

El 17 de marzo, el policía notificó a su superior tener dolor de estómago, vómito y diarrea, síntomas no correspondientes a un cuadro de COVID-19, “malestar que fue desapareciendo paulatinamente”, indicó Salud.

El uniformado continuó realizando labores normales de patrullaje y asistencia al jefe del Sector Nápoles, en la alcaldía Benito Juárez, los días 17, 20 y 23 de marzo.

El 27 de marzo volvió a sentirse mal, por lo que fue internado en el Hospital Regional Zaragoza del ISSSTE, por tener síntomas relacionados con COVID-19.

Tras dar positivo en la prueba que le realizaron, el policía permaneció hospitalizado hasta el pasado 4 de abril cuando falleció.

A través de un comunicado, la Secretaría de Salud señaló que el elemento tenía diabetes tipo II y “en todo momento tuvo la atención médica necesaria”.

Al momento se reportan 9 policías diagnosticados con COVID-19, dos de ellos hospitalizados y siete recuperándose en sus domicilios.

Ninguno de ellos estuvo asignado al operativo del Festival Vive Latino.

Salud detalló que tienen reporte de 59 elementos policiacos con algún síntoma de enfermedad respiratoria, todos ellos en sus domicilios y atendidos.

Las autoridades continúan con la vigilancia epidemiológica y el monitoreo de las personas con quienes tuvieron contacto.