Inicio Latinoamérica Cómo afecta al liderazgo de Juan Guaidó el fracaso de la misión...

Cómo afecta al liderazgo de Juan Guaidó el fracaso de la misión contra Nicolás Maduro

330

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El objetivo era derribar a Nicolás Maduro, pero quien parece haber salido peor parado es su gran rival, Juan Guaidó.

La llamada “Operación Gedeón”, el intento fallido de desembarco de grupos armados en Venezuela del 3 de mayo, dejó, de acuerdo con el relato del gobierno, 8 muertos y cerca de medio centenar de detenidos.

Y también una potencial crisis en el seno del bloque opositor al presidente venezolano y muchas dudas en torno a su estrategia y a su líder, Guaidó.

Quizá porque el gobierno es consciente de ello, los medios de comunicación estatales no dejan de hablar de un episodio que, según muchos analistas, obliga a la oposición a replantearse su política.

Cómo afecta a Guaidó
El escándalo salpicó a Guaidó cuando Jordan Goudreau, el ex boina verde estadounidense que dijo estar al mando de la incursión, mostró un contrato supuestamente firmado por el líder opositor.

Goudreau también difundió una grabación en la que aparentemente se escucha la voz de Guaidó diciéndose dispuesto a firmar el documento.

Guaidó negó tener nada que ver con la operación, de la que dice que fue “infiltrada y manipulada” por el gobierno de Maduro, pero no ha aclarado si la firma es suya.

Días después aceptó la renuncia de sus dos asesores implicados en las conversaciones con Goudreau meses antes del intento de invasión.

Guaidó negó tener nada que ver con la operación, de la que dice que fue “infiltrada y manipulada” por el gobierno de Maduro, pero no ha aclarado si la firma es suya.

Días después aceptó la renuncia de sus dos asesores implicados en las conversaciones con Goudreau meses antes del intento de invasión.

El analista Dimitris Pantoulas le dijo a BBC Mundo que “la oposición ha dado muchas versiones distintas en los últimos días”.

Sin embargo, Adriana Pichardo, diputada de Voluntad Popular, el partido de Guaidó, asegura: “Ha quedado demostrado que no tuvimos nada que ver”.

El oficialismo ya ha emitido su veredicto y el pasado jueves Cilia Flores, esposa de Maduro, aseguró que “Juan Guaidó no se salva de esta”, alimentando los rumores de una posible detención, un paso que el gobierno hasta ahora no ha dado pese a que en enero de 2019 se proclamó presidente encargado del país en su condición de líder de la Asamblea Nacional (Parlamento).

Luis Vicente León, de la consultora Datanálisis, cree que “para Guaidó es casi imposible salir ileso en términos de popularidad”, más allá de cuán implicado estuviera en el complot.

“Fue un fracaso integral, no solo por su resultado, sino por su diseño original impresentable”, indica el experto, que señala que se comprometieron fondos públicos sin la preceptiva autorización de la Asamblea Nacional.

Muchos ven síntomas de agotamiento en el liderazgo de Guaidó.

Para Pantoulas, el dirigente “está en su momento más bajo” porque “ha pasado mucho tiempo y no ha logrado resultados en la búsqueda de un cambio político en Venezuela”.

Guaidó estableció una vía clara en el lema “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”, pero 16 meses después, Maduro sigue en el Palacio de Miraflores.

Pese a todo, no se antoja probable una sustitución de Guaidó al frente de la oposición.

Jesús “Chúo” Torrealba, encargado de la coordinación de las fuerzas opositoras en el pasado, le dijo a BBC Mundo que “la cárcel, la represión y el exilio han mermado las vanguardias políticas en Venezuela”, lo que dificulta cualquier recambio.

Pero, para Torrealba, “no se trata de cambiar de vocero, sino de cambiar de política”.

Por otra parte, el apoyo decidido de Estados Unidos a Guaidó, al que también apoyan decenas de países, sigue siendo aparentemente decisivo y disuade a quienes podrían retarlo.

Qué puede hacer la oposición
Poner a todos de acuerdo en la heterogénea oposición venezolana ha sido tradicionalmente una tarea difícil, algo que Maduro ha sabido explotar desde que llegó al poder.

Pero desde que Estados Unidos, y después la mayoría de países europeos y latinoamericanos, reconocieron a Guaidó como presidente interino de Venezuela, las tesis de su partido, Voluntad Popular, parecen haberse impuesto.

Para Pantoulas, quienes han diseñado la estrategia de la oposición desde entonces “están convencidos de que Maduro tiene que salir sea como sea, incluso en el tiempo más corto, aunque sea de una manera violenta”.

Muchos creen que el padre de esta política es Leopoldo López, mentor de Guaidó, que vive refugiado en la residencia del embajador de España desde que el 30 de abril de 2019 escapó de su arresto domiciliario en medio de otra asonada que la seguridad del Estado controló en pocas horas.