Inicio Migrantes Coronavirus dejó varados a trabajadores latinoamericanos en Colorado de Colorado. Ahora podrán...

Coronavirus dejó varados a trabajadores latinoamericanos en Colorado de Colorado. Ahora podrán salir

318


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El condado de Eagle, Colorado, reabrió después de que el gobernador Jared Polis anunciara la tarde de este miércoles la flexibilización de la cuarentena por coronavirus. En Eagle, el primer condado del estado que registró casos de COVID-19, quedaron varados trabajadores latinoamericanos.

Durante una visita virtual al Condado Eagle desde su oficina en Denver, Polis aceptó el pedido de las autoridades locales para permitir reuniones de grupos de hasta diez personas y reabrir con restricciones algunos parques, tiendas y negocios de servicios.

La flexibilización, sin embargo, no alcanzará a la industria del turismo, por lo que los centros de esquí de ese condado y de zonas aledañas, como Aspen y Vail, permanecerán cerrados.

Según el Departamento de Salud Pública de Colorado, la llegada de turistas impediría mantener un nivel de por lo menos 65% de distanciamiento social.

De hecho, las autoridades locales creen que fue la visita en marzo pasado de una familia de turistas alemanes a este condado la que introdujo el coronavirus a Colorado, y los centros de esquí el lugar donde se sospecha que un grupo de empresarios mexicanos y funcionarios públicos de ese país contrajeron el COVID-19.

El permiso especial permite que miles de trabajadores temporales provenientes de Latinoamérica que deberían haber abandonado la zona el pasado 27 de marzo para regresar a sus países puedan finalmente hacerlo.

Según la Oficina del Censo, en el Condado de Eagle residen unas 55,000 personas, con un 30% de latinos. Pero durante la época de esquí (entre noviembre a abril), el número de residentes se duplica, con más de 50,000 trabajadores extranjeros.

Aunque muchos de esos trabajadores dejaron Colorado en el inicio de la cuarentena, hace un mes, muchos otros aún permanecen en el Condado de Eagle o condados vecinos, “sin los recursos necesarios para mantenerse saludables”, según el alcalde de Vail, Dave Chapin.

En un parque de casas móviles en la pequeña localidad de Edwards ahora hay unos 2,000 mexicanos (más del doble que hace un mes) esperando regresar a su país.

Según la página en Facebook Argentinos en Colorado, unas 150 personas de esa nacionalidad, sin empleo por el cierre de los centros de esquí, aguardan ayuda de su consulado en Houston (Texas) para regresar a su país.

A principios de este mes, el nivel de contagio per cápita en el Condado de Eagle era comparable al de Nueva York, es decir, se ubicaba entre los niveles de más altos del país. Y aunque la situación ahora ha sido controlada, en este condado se detectaron 507 casos y 43 muertes hasta este miércoles.

Los centros de esquí, como Vail Resorts, las autoridades estatales y del condado, así como los consulados coordinarán la repatriación de los trabajadores temporales a sus respectivos países.