Inicio USA Coronavirus mata a latinos de manera desproporcionada

Coronavirus mata a latinos de manera desproporcionada

203

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

LOS ÁNGELES – Los latinos siguen enfermando y muriendo de manera desproporcionada por la pandemia del coronavirus en Los Ángeles y California, de acuerdo a reportes de salud del condado de Los Ángeles y el estado de California.

El 41% de todas las muertes por coronavirus en el condado de Los Ángeles han sido de latinos, mientras que en todo el estado la tasa es de 39.4%, cuando la población latina representa el 38.9% en California.

El Departamento de Salud Pública del condado reportó que a la fecha, en general en todos los grupos étnicos, se han registrado 61,045 casos, y un total de 2,565 muertes.

“En el 94% de los casos, las personas que murieron tenían condiciones de salud preexistentes”, dijo la doctora Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del condado.

“El 28% de los fallecimientos a causa de esta pandemia corresponden a residentes blancos, 12% a afroamericanos, el 1% a nativos de las islas del Pacífico y Hawaianas”, completó.

Ferrer dijo que la pérdida de vecinos, amigos y seres queridos a lo largo de nuestras comunidades es sentida por todos.

“Estamos terminando esta semana difícil con el compromiso de trabajar duro para atender las injusticias en los sistemas ya que tienen consecuencias de vida o muerte para las minorías, y esto incluye trabajar para aumentar los recursos alrededor de las pruebas de COVID-19, el cuidado y el apoyo para todas las comunidades afectadas desproporcionadamente por el virus”, dijo Ferrer.

Relacionado: California se prepara para reabrir escuelas, gimnasios y bares

Además comentó que las personas que viven en áreas con altos niveles de pobreza tienen una tasa de muertes cuatro veces más por COVID-19. La media de fallecimientos entre los pobres es de 51 por cada 100,000 contra 13 por cada 100,000 de las comunidades con bajos niveles de pobreza.

Para abatir estas desigualdades, Ferrer hizo ver que el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles colabora con la comunidad, proveedores de salud y filántropos para mejorar el acceso a las pruebas y a servicios en su idioma y ajustados a su cultura.

Recordó que la mejor manera de protegerse contra el COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar; así como mantener la distancia social y usar una mascarilla cuando están en contacto con otros fuera de casa. Y si se enferman, dijo que deben aislarse, y ponerse en contacto con su proveedor médico.

La proporción de latinos infectados con el coronavirus ha ido creciendo en California. A principios de abril, este diario reportó que el 30% de todos los casos que se habían evaluado en el estado correspondían a los latinos, mientras que el 29% de las muertes por la pandemia eran de esta comunidad. En ese momento, las minorías no tenían acceso a los centros para hacerse las pruebas, ni tampoco había muchos.

La doctora Deborah Prothrow-Stith, rectora del colegio de medicina de la Universidad Drew, consideró en abril pasado que la pobreza, el racismo institucional, las escuelas públicas pobres, la falta de seguro médico y de acceso a la salud, son factores que se agregan al riesgo de adquirir el coronavirus en las minorías.

Pero además señaló que las altas tasas de enfermedades crónicas como alta presión, diabetes y fallas renales explican las altas proporciones del COVID-19 entre afroamericanos y latinos.

El supervisor Mark Ridley-Thomas comentó cuando se dieron a conocer los números que arrojaban el impacto del coronavirus en latinos y afroamericanos, que era imperativo asegurarnos de continuar el trabajo contra las disparidades de salud que han estado ahí por largo tiempo para asegurar a las comunidades, un mayor acceso y equidad a los recursos.