Inicio Farándula Declaraciones de James Spears sobre las adicciones y los problemas de salud...

Declaraciones de James Spears sobre las adicciones y los problemas de salud mental de Britney

130

James Spears, quien recientemente renunció como conservador de la herencia de cantante de 39 años después de que ella lo acusó de abuso ante la Justicia de EEUU, acaba de presentar documentos judiciales en los que afirma que la gente lo «elogiaría» si supieran información «altamente confidencial» sobre la gravedad de los problemas que enfrenta la artista. « Spears, no solo sus altas sino también sus bajas, todas las adicciones y problemas mentales, los problemas de salud con los que ella ha luchado, y todos los desafíos de la curaduría, elogiarían al Sr. Spears por el trabajo que ha hecho, no lo denigrarían». «Pero el público no conoce todos los hechos y no tiene derecho a saberlo», añadió Spears en nuevos documentos judiciales presentados a través de sus abogados.

Jamie Spears ha estado recibiendo 16.000 dólares al mes desde 2009, además de los gastos mensuales de la oficina y un porcentaje de los ingresos brutos de las giras de Britney Spears y su residencia de varios años en Las Vegas, según la presentación del 26 de julio. En las presentaciones judiciales, James Spears negó tener el control del plan de medicamentos recetados de Britney y dijo que la medicación estaba supervisada por Jodi Montgomery, la tutora temporal de la cantante. Spears se defendió y aseguró que el tratamiento de su hija se acordó con Montgomery, el fallecido psiquiatra de Britney, el Dr. El pasado 12 de agosto, James Spears aceptó dejar el cargo de curador de la herencia de la intérprete y explicó que y quiere trabajar con el tribunal y Mathew Rosengart, el nuevo abogado de la cantante, en una transición ordenada con el próximo tutor. « Spears y otros», dijo en una declaración la publicación.

« Spears del desastre, la apoyó cuando más lo necesitaba, la protegió a ella y a su reputación de daños y facilitó la restauración de su carrera». James Spears agregó que estaba dispuesto a hacerse a un lado para evitar que su hija tuviera que lidiar con una agotadora «disputa pública». Spears ha estado bajo tutela de su hija desde 2008.