Inicio Migrantes Demandan a California para bloquear la ayuda por coronavirus a inmigrantes indocumentados

Demandan a California para bloquear la ayuda por coronavirus a inmigrantes indocumentados

141


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Dos hispanos están entre los demandantes que no quieren que los indocumentados reciban la ayuda del estado

Una demanda ante un tribunal de California busca bloquear la ayuda económica por coronavirus a los inmigrantes indocumentados luego de que la semana pasada el gobernador Gavin Newsom anunciara la creación de un fondo de $75 millones de dólares para apoyar a quienes no recibirán el cheque de estímulo fiscal del gobierno federal y que no califican para el seguro de desempleo.

La demanda ante la Corte Suprema de California fue interpuesta el miércoles por el grupo conservador denominado Center for American Liberty como un recurso legal de emergencia para tratar de detener el cheque de $500 dólares que recibirían al menos 150 mil indocumentados en el estado.

El grupo demandante argumenta que las leyes estatales y federales prohíben los beneficios de desempleo a quienes no tienen estatus migratorio legal, por lo que proporcionar dinero a los indocumentados representa una inadecuada administración de los recursos públicos.

Entre los demandantes se nombran a dos aspirantes a cargos públicos en el estado por parte del Partido Republicano y de origen hispano, quienes no quieren que los indocumentados reciban ayuda.

Ellos son Jessica Martínez, concejala de la ciudad de Whittier, en el condado de Los Ángeles, y Ricardo Benítez, un inmigrante de El Salvador que ahora es ciudadano estadounidense.

Ambos demandantes son candidatos republicanos para la Asamblea de California. Martínez se postula para representar el Distrito 57 en la Asamblea que corresponde al sur del Valle de San Gabriel mientras que Benítez compite por el escaño del Distrito 39 que abarca el Valle de San Fernando.

Harmeet K. Dhillon, director del Center for American Liberty, dijo que el dinero de los contribuyentes sólo puede ser asignado por el poder legislativo.

“Este no es un fondo de sobra para que el gobernador lo gaste como lo considere conveniente”, declaró el promotor de la demanda. “En un momento en que los californianos respetuosos de la ley son aplastados por el desempleo, los problemas de vivienda, los cierres de negocios y las limitaciones masivas en nuestras vidas normales, el gobernador Newsom pretende darle la vuelta a las barreras legales vigentes”.

Un representante del gobernador dijo que el estado hará frente a esta demanda en corte para que los indocumentados reciban la ayuda por la crisis del coronavirus.

“California está tomando medidas legalmente justificadas y moralmente necesarias para ayudar a todos los californianos afectados por COVID-19. Estas acciones benefician la salud pública y el bienestar económico de las familias y las comunidades más afectadas por esta pandemia. Esperamos defender lo que sabemos que es justo en la corte”, dijo Jesse Melgar, portavoz de Newsom, en declaraciones hechas al diario Los Ángeles Times.

Newsom anunció el 16 de abril que el estado proporcionaría $75 millones, a los que se sumarían otros $50 millones de donaciones por parte de fundaciones, para otorgar un cheque de $500 a cada inmigrante sin estatus legal y hasta $1,000 por hogar.