Inicio Migrantes Detenidos por ICE denuncian que están sin agua y electricidad por paso...

Detenidos por ICE denuncian que están sin agua y electricidad por paso de huracán Laura

112

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Inmigrantes detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en dos centros de detención en el estado de Louisiana denunciaron este domingo las condiciones insalubres que sufren tras el paso del huracán Laura, que asoló el estado el jueves pasado.

Familiares de los detenidos están publicando en las redes sociales un video supuestamente grabado por uno de los reos en el que detenido denuncia que tras el paso del huracán en el Centro Correccional Jackson Parish, en Louisiana, carecen de agua y electricidad.

A ello habría que sumar que las instalaciones se “inundaron de orina y heces”, no hay alimentos limpios y, debido a la falta de electricidad, el aire acondicionado no funciona y no pueden dormir en el interior de los recintos, con “escasa ventilación”, lo que los obliga a “dormir al aire libre en ropa interior”.

El huracán tocó tierra el pasado jueves en la costa de Louisiana con vientos de categoría 4 (150 millas por hora), dejando además importantes inundaciones.

Todo ello, aseguran los reclusos, ha afectado a este centro de detención, así como el de Lasalle, lo que intensifica “aún más el riesgo de propagación del coronavirus”.

Según los inmigrantes detenidos en Jackson Parish, ya hay 25 casos confirmados y algunas personas se encuentran en aislamiento bajo sospecha de la COVID-19, aunque ICE elevaba este viernes esa cifra a 10, número que es de 4 en el caso de Lasalle.

Ante esta situación, un número indeterminado de detenidos iniciaron una huelga de hambre, informó el grupo de activistas Latina Comunica en un comunicado.

En declaraciones recogidas en este documento, Daylin, cuyo su esposo se encuentra en Lasalle, aseguró que los inmigrantes denuncian que los colchones en los que duermen “están mojados, el piso está mojado, los techos están mojados, todo está mojado” y que “no tienen agua ni para descargar el baño, para nada”.

Annette, cuyo marido está en el mismo centro de detención, afirma que les habían asegurado a los detenidos que las actuales circunstancias en este recinto podrían prolongarse hasta dos semanas.

“Mi esposo me llamó hoy y me dijo que las condiciones eran deplorables desde que pasó el huracán, están experimentando calor, pasando hambre, sed, por la humedad hay agua por todos lados”, dijo Arlety, mujer de otro recluso en Lasalle.

Según la web especializada poweroutage.us, más de 340.=,000 clientes seguían este domingo sin electricidad en Louisiana, donde Laura dejó un saldo de al menos 10 muertos, a los que hay que sumar al menos otros 5 en la vecina Texas.

Las autoridades ya han advertido de que podrían demorar semanas en restablecer el servicio de agua y de electricidad en toda la región