Inicio México Drones y equipo especializado de vigilancia: la inversión solicitada por Lozoya para...

Drones y equipo especializado de vigilancia: la inversión solicitada por Lozoya para combatir ‘huachicoleo’ que no sirvió

221

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Durante la administración de Emilio Lozoya al frente de Petróleos Mexicanos (Pemex) el robo de combustible o “huachicol” se incrementó 83%, a pesar de que se utilizaron lanchas con ametralladoras, drones, aviones con radares, helicópteros y vehículos todo terreno para combatir el delito.

De acuerdo con un estudio de la Cámara de Diputados elaborado con datos de Pemex y el cual fue citado por Milenioen 2013 se registraron 2,871 tomas clandestinas, mientras que en 2015 se detectaron hasta 5,252 puntos de ordeña de hidrocarburo.

Durante el primer año de Lozoya al frente de Pemex, si se compara con el último año del sexenio del ex presidente Felipe Calderón, el robo de combustible pasó de 1,635 tomas a 2,871, un incremento de 75.5%.

Según la denuncia presentada por Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR) el 11 de agosto, cuando asumió la dirección de Pemex solicitó una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; y de la Marina, Vidal Francisco Soberón, para la creación de un grupo de trabajo que combatiera el huachicoleo.

Acorde con la declaración de Lozoya Austin, se determinó invertir en tecnología y equipamiento, ya que lo adquirido por el gobierno federal entre 2011 y 2012 estaba obsoleto, tal es el caso de “lanchas con ametralladoras y drones que, después de cierta distancia perdían la señal y se desplomaban”.

La inversión consistió en la adquisición de “aviones con radares, helicópteros y vehículos todo terreno que tenían comunicación entre sí y permitían detectar delitos y de esa forma operativamente responder con más rapidez”. Sobre el equipo, Lozoya mencionó que tardó entre 18 y 20 meses en ser entregado y que, cuando comenzó a utilizarse, el robo de combustible “bajó de forma importante”.

En el documento relata que sus sucesores cancelaron este programa contra el huachicol al considerarlo un gasto, puntualizando que la medida derivó en el incremento de este ilícito en los últimos tres años del sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Sin embargo, de forma absurda e incongruente, mis sucesores decidieron parar este programa por considerarlo un gasto, ante la fuerte protesta de las fuerzas armadas. El resultado fue que en los últimos tres años del sexenio se incrementó el robo en más de 150%, resultando en pérdidas monumentales para las finanzas de la nación”, dijo Lozoya Austin.

José Antonio González Anaya sustituyó a Emilio Lozoya en la dirección de Pemex (en febrero de 2016,) mismo que es mencionado en diversas ocasiones en la denuncia que se presentó ante la FGR.

Además, aclaró que el General Eduardo León Trauwitz, quien fue subdirector del Área de Salvaguarda Estratégica de Pemex, “no dependía de mí y estaba plenamente coordinado con las áreas de seguridad del gobierno federal”.

León Trauwitz, quien fuera escolta de Peña cuando era gobernador del Estado de México, es uno de los señalados por su complicidad a grupos delictivos para la sustracción de combustible (delitos de delincuencia organizada y sustracción de hidrocarburos).

En enero de 2019, León Trauwitz era agregado militar en Panamá y se le pidió regresar al país como parte de la pesquisa, además se amparó para que sus cuentas bancarias no siguieran congeladas. Después huyó del país por lo que a inicios de 2020, la FGR solicitó apoyo a la Interpol para lograr su captura.