Inicio Migrantes EEUU suspende la protección para niños migrantes en la frontera, expulsando a...

EEUU suspende la protección para niños migrantes en la frontera, expulsando a cientos en medio de la pandemia

244

Por primera vez en décadas, los niños que se presentan en la frontera sur sin sus padres o tutores legales son expulsados sumariamente y se les niega el acceso a las protecciones que les han sido otorgadas por la ley estadounidense, informa CBS News.

El cambio se justifica bajo una orden de salud pública de 17 páginas dictada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que, según la Administración Trump, permite a los funcionarios fronterizos eludir las leyes de asilo, inmigración y lucha contra el tráfico humano, por la pandemia de coronavirus.

Bajo la orden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), emitida por primera vez el 20 de marzo y renovada por otros 30 días a fines del mes pasado, los funcionarios fronterizos expulsaron a miles de inmigrantes no autorizados a México o a sus países de origen y les negaron la oportunidad a la mayoría de los solicitantes de asilo de solicitar el amparo de las protecciones humanitarias creadas por el Congreso.

Solo en los últimos 11 días de marzo, las autoridades expulsaron al menos a 299 niños no acompañados bajo la orden de salud pública.

Se espera que las expulsiones en abril se publiquen el jueves, según un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), pero los datos de la agencia de refugiados de EEUU que es responsable del cuidado de estos menores sugieren que a la mayoría de los niños no acompañados se les ha negado la entrada desde que entró en vigencia la orden de salud pública por la emergencia del COVID-19.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) recibió solo 58 niños de funcionarios fronterizos en abril, según datos del gobierno obtenidos por CBS News. En marzo, incluidos los 11 días de la orden, los funcionarios fronterizos remitieron a 1,852 niños a la agencia.

Algunos días ni siquiera se reciben niños inmigrantes
Antes de las peores semanas de la pandemia, la ORR recibía hasta 77 menores migrantes en un día determinado. Desde la implementación de la orden, especialmente en abril, las referencias diarias de los funcionarios fronterizos han rondado los dígitos individuales. Algunos días, la agencia no ha recibido menores.

Debido a que la agencia de refugiados continuó entregando niños a familiares y patrocinadores en Estados Unidos durante la pandemia, la cantidad de menores migrantes no acompañados bajo custodia se ha desplomado, cayendo a 1,648 esta semana, una población que no se había visto desde finales de 2011, según un oficial de la Administración.

En abril pasado, durante una ola sin precedentes de familias y niños migrantes con destino a Estados Unidos, la oficina tenía 12,500 menores a su cargo.

La pandemia de coronavirus y la inmigración
La Administración ha argumentado que la orden de los CDC que invoca una ley de salud pública de la década de 1940 es necesaria para bloquear la entrada de migrantes que podrían portar el coronavirus y causar brotes dentro de las cárceles de inmigración que abrumarían el sistema de salud pública a lo largo de la frontera.

Los niños migrantes, argumentaron funcionarios de la Administración, representan la misma amenaza para Estados Unidos que los adultos durante la pandemia.

“La enfermedad no conoce la edad”, dijo el mes pasado el comisionado interino de CBP, Mark Morgan. “Cuando [los menores] cruzan la frontera, representan un riesgo absoluto y concreto para la salud pública de este país y de todas las personas con las que entran en contacto”.

Si bien funcionarios como Morgan han sostenido que la orden de salud pública no es una cuestión de política de inmigración, logra un objetivo que la administración Trump ha perseguido durante más de tres años: cerrar el acceso a las protecciones humanitarias para los inmigrantes, a quienes también se les considera principalmente como inmigrantes económicos.

“La administración está usando el coronavirus y la pandemia como una tapadera para hacer lo que siempre quiso hacer, que era cerrar la frontera a los niños”, dijo a CBS Jennifer Nagda, directora de políticas del Centro para los Derechos de los Niños Inmigrantes. “No hay ninguna razón por la cual los niños no acompañados que llegan a la frontera no puedan ser examinados de manera segura y transferidos a la custodia de ORR, donde la capacidad está en su punto más bajo”.

“No existe una justificación real de salud pública para rechazar a estos niños en la frontera, y viola absolutamente la ley federal”, agregó Nagda.

En una carta fechada el miércoles, el Caucus Hispano del Congreso denunció que ha recibido informes de defensores de los inmigrantes de que la ORR también ha retrasado la liberación de niños con casos pendientes que permanecen en México.

El cuidado de los niños inmigrantes no acompañados bajo custodia de Estados Unidos se rige por el emblemático Acuerdo Flores de 1997, que también cubre a menores en familias.

Según el acuerdo, los menores deben ser detenidos en instalaciones sanitarias y seguras, y el gobierno debe hacer un esfuerzo continuo para liberarlos a patrocinadores calificados.

Los funcionarios fronterizos que citan la orden de los CDC también han alterado la definición de larga data de un niño migrante “no acompañado” como un niño que se encuentra en la frontera sin un padre o tutor legal. La Administración le dijo al Congreso que ahora también clasifica a los menores que llegan a la frontera con otros miembros de la familia como “acompañados” y los expulsa a todos como familia.

La Administración Trump ha tratado de alterar, limitar o eliminar por completo la mayoría de estas leyes y protecciones migratorias, argumentando que fomentan la migración no autorizada de niños, particularmente de partes de América Central azotadas por la pobreza y la violencia. Con la pandemia de coronavirus, lo está logrando.