Inicio Migrantes El Gobierno de Trump aumenta la agonía de los inmigrantes forzados a...

El Gobierno de Trump aumenta la agonía de los inmigrantes forzados a permanecer en México

229


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El Gobierno de Donald Trump amplió hasta el 1 de junio la suspensión de las audiencias para solicitantes de asilo bajo el programa conocido como “Quédate en México“, debido a la emergencia del coronavirus que ha llevado al país a acordar el cierre de sus fronteras y congelar durante al menos 60 días la inmigración.

En un comunicado, los departamentos de Seguridad Nacional y Justicia indicaron que las audiencias programadas hasta esa fecha “serán reprogramadas”

La información detalla que las personas con audiencias por los Protocolos de Protección a los Migrantes (MPP) deben presentarse en el puerto de entrada e indicar su fecha más reciente de notificación, para recibir una hoja de prueba con los nuevos avisos de audiencia que contengan sus citas reprogramadas.

El pasado 24 de marzo, el Gobierno anunció que postergaba desde ese día y hasta el 22 de abril todas las audiencias para solicitantes de asilo que esperan su trámite en México.

Antes de conocerse la medida, organizaciones legales habían advertido que el Gobierno de Estados Unidos impedía el paso a inmigrantes que tenían audiencia en tribunales de migración, mientras que el Gobierno de México tampoco les ampliaba el permiso para permanecer en ese país, lo cual dejaba a los inmigrantes en riesgo de deportación.

Sin embargo, las autoridades mexicanas renuevan el permiso a los inmigrantes para permanecer en ese país hasta la fecha de la próxima audiencia fijada por las cortes estadounidenses.

La política MPP empezó a implementarse a finales de enero del año pasado en tres puntos de entrada de la frontera común y en junio de 2019, con la venia de México en medio de las negociaciones para un acuerdo con Washington, se amplió a toda la zona limítrofe.

El programa permite a Washington devolver al país vecino a aquellos indocumentados que llegan a la frontera y solicitan asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen en México a que se resuelvan sus casos en EEUU, lo que puede durar años.