Inicio Opinión El regreso a clases, la polémica

El regreso a clases, la polémica

3287

El problema es la corriente de pensamiento que se considera oposición a López Obrador, así de sencillo, intelectuales orgánicos que fueron de los regímenes anteriores y que hoy fueron desplazados y no encuentran como regresar a sus beneficios. Su problema no es  la solución de problemas nacionales. No, su problema es resolver su situación personalísima en la que eran influyentes, grandes beneficiarios económicos, tráfico de permisos, licencias y condonaciones, subsidios o financiamientos. Su mundo ideal que se derrumbó.

Por Raúl Caraveo Toledo                    @raulcaraveo

La estrategia de la oposición al Gobierno de la República que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, es simple y sencillamente una; refutar cualquier declaración que encamine una acción del presidente. La que sea, ejemplos sobran y recientemente, desde la vacunación, antes los informes diarios de Hugo López Gatell, la adquisición de vacunas, el volumen de aplicación, en fin, todo lo que sea. Así de simple es su lectura de los acontecimientos.

El regreso a clases propuesto por el Gobierno federal es necesario, urgente, indispensable para la salud integral de las personas, familias, comunidades y el país en su conjunto; el modo será híbrido, voluntario y consensuado, tanto por los padres de familia, las autoridades como por los empleados, maestros y administrativos que involucra el proceso. Voluntario y consensuado, son las palabras clave.

Significa que con el respeto a los derechos y las libertades de cada quien. Significa que con el respeto y vigilancia de las normas y disposiciones sanitarias.

Hoy estamos cumpliendo más de 17 meses en los cuales los niños y jóvenes no han tenido asistencia física a las escuelas, sin convivencia, sin fraternidad, sin acompañamiento; los procesos de educación se han seguido de manera virtual o por medio de la televisión; ¿se ha cumplido? La respuesta es sí, pero en lo más indispensable de los programas. Las escuelas no dejaron de trabajar y cumplieron con sus procesos.

Diez y siete meses corresponde a tres semestres o a año y medio. Las condiciones de aislamiento familiar de los chicos comienza a verse reflejado en otros problemas que se derivan de ese aislamiento y falta de convivencia, de seguir así habrá mayor daño.

La Secretaría de Educación está de acuerdo –naturalmente- el sindicato de maestros está de acuerdo; las escuelas particulares están de acuerdo; padres de familia en su mayoría están de acuerdo; los protocolos y capacitaciones del regreso a clases se ha trabajado previamente.

Entonces  ¿Cuál es el problema?

El problema es la corriente de pensamiento que se considera oposición a López Obrador, así de sencillo, intelectuales orgánicos que fueron de los regímenes anteriores y que hoy fueron desplazados y no encuentran como regresar a sus beneficios.

Su problema no es  la solución de problemas nacionales. No, su problema es resolver su situación personalísima en la que eran influyentes, grandes beneficiarios económicos, tráfico de permisos, licencias y condonaciones, subsidios o financiamientos. Su mundo ideal que se derrumbó.

Su palestra; El Universal, Reforma, Milenio, Imagen, Grupo Fórmula, Excélsior, etcétera,  en fin los mismos de siempre –para qué citarlos- no son muchos pero si son ruidosos, si tienen audiencia y presencia nacional que permea un sector de la población que considera que escucharlos en la radio y verlos por televisión ya los convierte en ¡informados y actualizados!   Aunque sus opiniones parten de argumentos incorrectos y falsos.

La República hoy se bate en esa polémica del regreso o no a clases presenciales-híbridas; irresponsablemente de un lado confunden y mienten. La oposición irresponsable tiene suficientes medios de comunicación a su disposición y puede hacer más daño.

Personajes que quisieran liderear la oposición como por ejemplo el expresidente Felipe Calderón -cada día más desprestigiado-  no descansa en su golpeteo irreflexivo, en efecto tiene respuestas contundentes de las redes sociales, pero, no todo son redes sociales; las audiencias de esta oposición ha ido ganando espacios y lo demostró en la pasada consulta ciudadana.

Ahora otra confrontación por el regreso a clases está en el escenario.

Y así será mientras no haya capacidad para poner en su sitio correcto a los desprestigiados líderes del pasado, aunque estos sean o no expresidentes.

Gracias por su lectura y recomendación en redes.

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, labora en  Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com  www.sinlineamx.com     www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx  www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com www.insurgentepress.com.mx  y en Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.us colaborador en https://www.facebook.com/VictorHugoAcevedoM/videos/533702881230173