Inicio Opinión Emilio Lozoya, Mario Villanueva; ¿Dónde quedó la Justicia?

Emilio Lozoya, Mario Villanueva; ¿Dónde quedó la Justicia?

4283

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador, Julio Scherer, Alejandro Gertz y Olga Sánchez Cordero tienen tres asuntos en vilo; Emilio Lozoya, Rosario Robles y Mario Villanueva Madrid, como casos viejos. Aún vendrán más y nuevos, esperemos definiciones acertadas.

Por Xomara Navarro Favela*  y Raúl Caraveo Toledo*

Los último días de julio Emilio Lozoya Austin fue dado de alta en la madrugada, del Hospital Ángeles Pedregal donde se encontraba “recluido”. Con todo y que se ha dado a conocer que desde 2012 un banco de Suiza inició una investigación por operaciones sospechosas; indagatoria que fue informada a Enrique Peña Nieto sin consecuencias, tres años después con acusaciones de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho en el caso de sobornos a cuestas, convertido en un prófugo de la justicia; se  tuvo que azuzar deteniendo y confiscando bienes de  su madre, esposa y hermana para convencerlo de regresar a México  convenciéndolo de colaborar; obvio no pisó la cárcel.  Desde mi punto de vista se le está aplicando con todo  rigor gran cantidad de besos y abrazos…

¿Cuál es el criterio para otorgar justicia en nuestro país? y me van a disculpar por la comparación que no debería ni haberla, pero me resulta insultante ver el trato preferencial que se le está otorgando a Emilio Lozoya con el trato que hasta la fecha recibe el ingeniero Mario Villanueva Madrid, exgobernador de Quintana Roo, el atropellamiento a sus Derechos Humanos ha sido una constante en su expediente, un juez dictaminó en documento que obra en expediente que fue víctima de tortura; encarcelado, extraditado de forma irregular por años, ha solicitado un trato justo y humanitario sin escuchar aún respuesta. Se ha documentado el entramado que se urdió como venganza política a Villanueva y se ignora.

Mientras que Lozoya por problemas de anemia y reflujo, que la mayoría de los mexicanos padecemos por el tipo de alimentación, mantuvo su proceso en un nosocomio de lujo y pagado por la 4T. Nos deja muchas dudas; un brazalete y váyase a casa, firme cada 1 y 15 de cada mes, no, ¡mejor no!

Villanueva Madrid a su llegada de Estados Unidos, después de haber estado internado en el hospital de Lexington Kentucky y diagnosticado de varias enfermedades crónicas, cardiovasculares, pulmonares como EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva neumóloga certificada la cual ¡si señores! fue consecuencia de su confinamiento y trato con tintes de tortura que sufrió en el penal de Almoloya) entre otras que han minado su salud de forma permanente no se había tenido consideraciones durante más de 20 años.

La entonces PGR, reconoció que Mario Villanueva, solo tenía capacidad de 40 % de respiración, por lo que debía utilizar un tanque de oxígeno -que hasta la fecha utiliza-, fue trasladado al CEFEREPSI ya que lo consideraron el lugar idóneo para atender su salud, ¿Por qué si supuestamente se le considera un hospital de primer nivel el cual dista mucho de serlo a Lozoya no se le ingresó ahí también?

¿Dónde está la igualdad de la que tanto pregona el gobierno actual?

En el CEFEREPSI lejos de recibir el trato adecuado a su salud, Mario Villanueva se debilitó aún más y se le aisló por completo, sin medicinas ni especialistas que pudieran atender sus padecimientos la supuesta atención médica que le brindarían brilló por su ausencia.

Se dice que la justicia es ciega, pero cuando se involucra justicia y política en ocasiones se inclina de manera sorprendente; mientras que políticos como Lozoya al ser detenidos reciben un trato preferente, “VIP” basta ver como su regreso a casa fue cuestión de días, a nuestro paisano Mario Villanueva le tomó 21 años regresar a ella, pero eso sí con la instrucción que sería en lo que dura la pandemia por el COVID-19. Inexplicable que la misma Fiscalía que ¡NO pidió prisión preventiva para Emilio Lozoya! es la misma que con yugo fustigador insiste en regresar al Ceferepsi a Villanueva una vez concluya esta contingencia. ¿Hasta dónde se va a considerar que termina la pandemia? Con semáforo verde, de quién, dónde, con cuál semáforo el federal o el local de la entidad correspondiente en éste caso Quintana Roo

¿Por qué a él se le sigue midiendo con la peor de las varas? Mientras que a  Lozoya no se le quiere tocar con un  pétalo.

A lo largo de estos años de su encierro, hemos visto múltiples ejemplos y comparaciones que vale la pena recordar, por ejemplo  sobre las razones por las que fue liberada Florence Cassez se debió a que la escenificación de su arresto ordenada por Genaro García Luna, violó la presunción de su inocencia; y días después los testigos cambiaron su versión restando la viabilidad de sus testimonios; en documentos publicados en el Senado no sólo se encuentra acreditado que el expediente de Villanueva Madrid fue fabricado, también hubo fabricación de testigos.

¿Por qué a pesar de la investigación exhaustiva del Poder Legislativo de Quintana Roo donde reconoció su inocencia, diversas autoridades han declarado que cumple con todos los requisitos legales y existe una petición formal de solicitud de indulto por parte del Congreso de Quintana Roo de mayo de 2019 la justicia aún no voltea a verle?. Se ha demostrado con pruebas legales que el exgobernador ni fue corrupto, ni realizó malversación de fondos y a los supuestos capos del narcotráfico que dizque protegió ya han sido exonerados.

¿Por qué si los supuestos protagonistas de ese caso ya han sido liberados es el único que sigue preso?

No cree estimado lector que ya va siendo hora le otorguen su libertad, sino ¿Dónde quedó la justicia? ¿21 años son nada?

Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador, Julio Scherer, Alejandro Gertz y Olga Sánchez Cordero tienen tres asuntos en vilo; Emilio Lozoya y Rosario Robles, como casos expectantes, Mario Villanueva se cuece aparte con más del 50% de su condena cumplida, un reconocimiento de inocencia por parte del Poder Legislativo y una confesión firmada por Herrán Salvatti donde reconoció que recibió la instrucción de fabricar el expediente que lo privara de su libertad su caso es de atención prioritaria. Aún vendrán más y nuevas, esperemos definiciones acertadas.

#indultomariovillanueva 

Gracias por su lectura 

*Xomara Navarro Favela, escritora, licenciada en comunicación por la Universidad Iberoamericana Laguna, ha trabajado en la Administración Pública y es autora del libro XV Cuentos para no dormir, becaria en el 2008 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en la categoría Letras. 

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com  www.sinlineamx.com     www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx  www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com www.insurgentepress.com.mx  y en Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.us