Inicio Europa Enfermera pierde una pierna por trabajar extra por pandemia de coronavirus

Enfermera pierde una pierna por trabajar extra por pandemia de coronavirus

400

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Los grandes héroes de esta pandemia del coronavirus han sido el personal médico de todo el mundo; sin embargo, también representan un gran porcentaje de las víctimas de esta enfermedad son precisamente ellos, médicos y enfermeras que han estado en la primera línea de esta batalla.

Ese es el caso de una joven mujer de 26 años, originaria de Reino Unido, llamada Sette Buenaventura, la cual había estado trabajo durante meses turnos consecutivos, lo cual le trajo graves consecuencias en su salud.

Sette trabajó múltiples turnos de 12 horas en el Salford Royal Hospital en Greater Manchester y comenzó a notar que sufría de dolores tipo calambres en una de sus piernas. En un principio creyó que se debían a que pasaba de pie todo el día; sin embargo, esto era señal de algo mucho peor.

Conforme pasaron los días, la enfermera comenzó a tener problemas para caminar. Le practicaron una resonancia magnética y ahí se dieron cuenta que tenía un sarcoma, es decir, un tumor en la pierna derecha, el cual había crecido al tamaño de una pelota de golf; los doctores le indicaron que la única alternativa que quedaba para salvarle la vida era amputarle la pierna.

En un principio, Sette reaccionó enojada por lo que le estaba ocurriendo, ya que nunca pensó que viviría algo así, sobretodo trabajando en el sector salud y porque hace todo lo posible para cuidarse y mantenerse sana.

“Cuando comenzó el covid-19, trabajamos a fondo, no tuvimos tiempo para preocuparnos por los dolores y molestias. Estuvimos allí cada hora para ayudar a cualquiera que nos necesitara y me gustó mucho ese nivel de compromiso”, dijo.

“Así es trabajar en los hospitales: te olvidas de tus propios dolores porque estás ocupado ayudando a otras personas, lo cual me encanta hacer, pero todo tiene un costo”, agregó.

La enfermera se sometió a la amputación de su extremidad y hasta ahora, le ha sido complicado afrontar su nueva realidad. Ahora se está acoplando a una prótesis que le fue puesta y espera volver a su trabajo para el mes de noviembre.