Inicio Última Hora Enfermera recibe 7 sentencias de por vida por matar a veteranos con...

Enfermera recibe 7 sentencias de por vida por matar a veteranos con insulina, la llaman el “Ángel de la Muerte”

353

Las familias de siete ancianos asesinados por una exasistente de enfermería de un hospital de veteranos que inyectó a cada uno con insulina sin receta y les causó la muerte, sin que todavía se sepa por qué lo hizo, ya saben que Reta Mays pasará el resto de su vida en prisión por esos asesinatos. Reta Mays, de 46 años, recibió siete cadenas perpetuas consecutivas más 20 años el martes, después de que se declaró culpable en un tribunal federal en julio del año pasado, de siete cargos de asesinato en segundo grado y un cargo de agresión con intención de cometer asesinato. El juez de distrito de los Estados Unidos, Thomas Kleeh, dijo que la evidencia mostraba que Mays había realizado búsquedas en Internet sobre asesinas en serie y había visto la serie de Netflix «Nurses Who Kill». En la sentencia, Kleeh le dijo a Mays «usted sabía lo que estaba haciendo» y dijo que había negado repetidamente su participación cuando la interrogaron los investigadores.

Las muertes de los hombres, con edades comprendidas entre los 81 y los 96 años, ocurrieron mientras estaban bajo el cuidado de Mays en 2017 y 2018, en el Centro Médico de Asuntos de Veteranos Louis A. Mays no estaba autorizada a dar medicamentos a los pacientes, pero luego admitió haber administrado insulina a varios pacientes con la intención de matarlos. Dijo que Mays sufrió un trastorno de estrés postraumático y un trauma sexual desde su tiempo en el servicio militar en Irak en 2003 y 2004. «Varias veces su abogado ha señalado que no debe ser considerado un monstruo», dijo el juez Thomas Kleeh a Mays en su sentencia. Melanie Proctor, hija del veterano del ejército Felix McDermott, de 82 años, a quien Mays mató, habló en la sala del tribunal.

«Mays ahora pasará cada minuto del resto de su vida donde pertenece, en prisión». «No hay palabras que pueda decir que ofrezcan consuelo a las familias», dijo la exenfermera, Reta Mays, en el tribunal de West Virginia donde fue sentenciada a siete cadenas perpetuas, y a 20 años más por agredir a una octava víctima de la misma manera.