Inicio México “Es una mentira”: pobladores de Motozintla, Chiapas, protestaron frente al IMSS argumentando...

“Es una mentira”: pobladores de Motozintla, Chiapas, protestaron frente al IMSS argumentando que el coronavirus no existe

166


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Mientras la propagación del nuevo coronavirus se extiende a lo largo del país, en algunas comunidades continúan sin creer de la existencia del patógeno responsable de la enfermedad Covid-19. Un ejemplo de ello es Motozintla, Chiapas, donde el lunes 4 de mayo cerca de 250 personas protestaron afuera de una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por esta causa.

De acuerdo con información del semanario Proceso, los pobladores dijeron que los pacientes que supuestamente estaban contagiados fueron internados de manera “intencional”. Por ello, arribaron al lugar acompañados de integrantes de los sindicatos de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Solicitaron hablar con el director de la clínica y el delegado de gobierno de la Región Sierra, Néstor Daniel Ordóñez, para que les dieran información de los pacientes internados en días pasados. En el lugar y ante la presencia de los pobladores, el personal médico de la institución hospitalaria tuvo que ocultarse y pedir ayuda.

Por medio de redes sociales, los familiares de pacientes internados habían solicitado apoyo de la ciudadanía para manifestarse en la clínica, ubicada en la Calzada de las Canoas y la carretera federal número 200, e intentar sacar a la persona de la zona de aislamiento, pues “temían por su seguridad”.

“A toda la ciudadanía de Motozintla se les solicita su apoyo para que vengan a apoyar al Seguro Social, ya que el Covid-19 es una mentira”, se puede leer en uno de las publicaciones que hicieron en la página de Facebook Mercado Libre de Motozintla. Incluso rumorearon que en Oaxaca la gente ya se había organizado para desbloquear filtros sanitarios.

Según información del diario El Universal, minutos después de que la gente se aglomerara en la clínica, elementos de la Guardia Nacional, el Ejército y la policía municipal acudieron al lugar para llevar a cabo un cerco de seguridad alrededor del hospital y no permitir el paso de los protestantes.

Por otra parte, usuarios de la red social también mostraron su molestia respecto a la actitud de sus conciudadanos, pues en caso de continuar con su vida normal y no respetar la cuarentena, podrían ocasionar que se dispare el número de enfermos y las clínicas no se den abasto para atender a todas las personas contagiadas.

El usuario Juan Francisco Martínez posteó: “Motozintla no ha entendido el peligro que conlleva seguir exponiéndose, no acatando las medidas de prevención contra el Covid-19, las personas siguen creyendo que esta enfermedad no existe o es una mentira del gobierno”.

Hasta el corte del lunes 4 de mayo, en el estado de Chiapas se han detectado 87 casos positivos de la enfermedad desde que inició la epidemia. De ese total, las autoridades han reportado 11 fallecimientos.

La noche del viernes 1 de mayo, familiares de pacientes contagiados por Covid-19 llegaron a su límite y decidieron entrar por la fuerza en las instalaciones del Hospital General “Las Américas”, de Ecatepec, pues aseguraron que la información sobre los parientes era prácticamente nula.

En el proceso se registraron enfrentamientos por parte de las personas que ingresaron contra personal médico, así como guardias de seguridad, según el comunicado de Josué López Vázquez, director del hospital perteneciente Instituto de Salud del Estado de México.

Quienes resultaron atacados, según los datos del comunicado oficial, fueron un médico urgenciólogo, tres personas de vigilancia y un trabajador administrativo, aunque no reportaron mayores incidentes, ni daños al inmueble.

López Vázquez detalló que inmediatamente se dio parte a los cuerpos de seguridad. En cuestión de minutos arribaron patrullas de la policía estatal y municipal. Los agresores fueron controlados y desalojados de las instalaciones, mientras que la Guardia Nacional quedó al resguardo de la zona.