Inicio Europa Expertos opinan sobre el rebrote en Israel, el país más vacunado del...

Expertos opinan sobre el rebrote en Israel, el país más vacunado del mundo contra el COVID-19

215

Mientras las autoridades sanitarias mundiales observan con preocupación la propagación de la variante Delta del SARS-CoV-2, especialmente en el Reino Unido, Israel ha debido imponer nuevamente la utilización de barbijos en dos localidades cercanas a Tel-Aviv luego de rebrotes en dos escuelas. Las restricciones podrían volver luego que en dos instituciones educativas se confirmaron dos brotes de contaminación por coronavirus y el tema generó un debate inmediato. Frente a estos «mini brotes» la orden del gobierno ha sido retomar al uso de barbijos obligatorios en interiores y exteriores, en determinadas zonas, anuncio que realizó el domingo el Ministerio de Sanidad. Los brotes se detectaron en las escuelas.

Entre las personas infectadas, hasta un tercio fueron vacunadas, según Cyrille Cohen, jefe del laboratorio de inmunoterapia de la Universidad de Bar-Ilan.

«Estos últimos brotes nos dicen que así será el futuro»

No obstante, para el profesor Eyal Leshem, director del Centro de Medicina del Viaje y Enfermedades Tropicales del Centro Médico Sheba, en Tel Hashomer, estos últimos brotes «nos dicen que así será el futuro». «Las personas que no están vacunadas pueden infectarse y las personas que están completamente vacunadas pueden infectarse, pero estarán protegidas de enfermedades graves», añadió el experto. Por temor a una reanudación de la epidemia, las autoridades israelíes podrían decidir en los próximos días introducir ciertas restricciones para las personas no vacunadas que regresan del extranjero, así como para las que llegan de países de «alto riesgo». «Mientras viajemos dentro y fuera de Israel, tendremos brotes entre personas, vacunadas y no vacunadas, y principalmente entre estudiantes», sostienen los expertos.

Para las autoridades sanitarias, con más del 90% de los israelíes mayores de 50 años vacunados, «estos brotes no representan un riesgo para la salud pública».