Inicio Sexología Falta De Deseo Sexual, ¿es Mas Frecuente En Mujeres?

Falta De Deseo Sexual, ¿es Mas Frecuente En Mujeres?

502

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El bajo deseo sexual se da tanto en hombres como en mujeres. Y aunque se piense que es más frecuente en las mujeres, la última Encuesta Nacional de Salud Sexual indica que se produce falta de deseo en el hombre en un 14% de la población masculina, frente a un 8% de la femenina.

Un estudio (Ana Alexandra Carvalheira –Universidad de Lisboa–, Aleksandar Stulhofer –Universidad de Zagreb– y Bente Træen –Universidad de Oslo–) realizado a partir de entrevistas a 5.000 hombres de países con marcadas diferencias culturales como Portugal, Croacia o Noruega, ofreció datos muy interesantes. Tras el cansancio y el estrés, los problemas en la relación (parejas poco disponibles, conflictos…) fueron los que más se señalaron. El 14,4% de los encuestados admitió falta de deseo sexual durante al menos dos meses en el último año, lo que derivó en situaciones como eyaculación precoz o, sobretodo, incapacidad para mantener la erección.

Los datos sobre la falta de deseo en el hombre fueron los siguientes:
Por grupos de edad, los varones entre los 30 y 39 años son los que más reconocieron está disminución del deseo (24,1%). En el resto de edades, solo el 10% de los mayores de 60 años reconoció pérdida de interés sexual, seguido del grupo entre los 18 y 29 años (16,7%), de 50 a 59 (21,4%) y de 40 a 49 (21,5%).

Podemos considerar que hay un trastorno del deseo sexual masculino cuando se produce una ausencia continuada o recurrente de fantasías sexuales y de interés por iniciar o mantener una actividad sexual, tanto solo, como en compañía. Puede afectar al interés por el coito y a cualquier otra actividad sexual, como la masturbación. No hablamos por tanto de una puntual inapetencia sino al hecho habitual de no tener ganas de iniciar un acto sexual o de la dificultad para excitarse cuando este se inicia.
Para quienes padecen falta de deseo en el hombre, la presión social hace que no lo vivan con normalidad, afectando de manera especial a su autoestima y de vuelta a alimentar más el problema. Este círculo produce ansiedad y afecta notablemente a la relación de pareja. En este sentido ocultar o desviar la atención sobre el tema o buscar culpables en la pareja, no ayuda a mejorarlo y resolverlo.

En la sociedad actual son muchos los factores que están condicionando nuestra sexualidad. La difusión de determinados estereotipos y modelos sexuales, una determinada forma de banalización de la sexualidad, o al contrario, la sobrevaloración de determinadas conductas sexuales, están produciendo entre otros problemas, esta disminución del deseo sexual, sobretodo en parejas de larga duración.

‘’ A pesar de vivir en estos tiempos de modernidad y progreso, los problemas sexuales siguen siendo un asunto que no se aborda con naturalidad, y continua en muchas ocasiones siendo un tema tabú. Sin ninguna duda, acudir a expertos en Psicología y Sexualidad, evita posponer la solución, y nos permite disponer de la información y orientación para ponerse en acción y resolver el problema’’.