Inicio Salud Guía sencilla para organizar las tareas de tu hijo

Guía sencilla para organizar las tareas de tu hijo

76

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El día a día de los padres es complicado en casa, desde que amanece hasta que llega la hora de dormir siempre hay actividades por cumplir con los hijos, que sería ideal tener una buena organización de las tareas para poder tener tiempo necesario para todo.

En esta etapa de cuarentena, donde todavía hay que pasar algunas semanas más con los pequeños y sus clases a distancia, toma nota de esta guía sencilla para organizar sus actividades, y así mantener su salud física y sobre todo emocional a raya.

Para que los niños disfruten de la escuela en casa y además cumplan con sus tareas es imprescindible que estén organizados deben cumplir el siguiente rol:

Horas de sueño. El horario de ir a la es fundamental, por eso los niños deben dormir un mínimo 8 horas. De cumplir menos horas, se pueden ver afectadas la atención, motivación, humor, actitud y comportamiento de los niños.

Espacio para estudiar. El lugar de estudio debe ser diferente a los demás, de esta manera se concentrará mejor. Debe ser un lugar sin televisión, sin dispositivos móviles, sin música, tranquilo y con las mínimas distracciones para poder comprender lo que hace.

Horario para cada tarea. Desde los 5 años de edad, se puede instaurar “la hora de las tareas”, en donde de manera paulatina el niño incorpore como algo natural el tener un momento para hacer actividades concretas (ya sea pintar, leer). Este es el cimiento de los futuros hábitos de estudio.

Premios y refuerzos. Además de un horario para hacer las tareas, es importante que haya consecuencias positivas por realizarlos. El objetivo es reforzar el esfuerzo y los resultados derivados de éste, por eso ten la oportunidad de demostrarle con un pequeño premio que su trabajo tuvo una recompensa.

Snack saludable. Antes de estudiar y hacer la tarea es recomendable que coman y beban algo. Acuérdate que hasta en la escuela tienen su receso de lunch, así que bríndale un tiempo para comer manzanas con maní, un yogur con granola o simplemente un poco de sandía en cubitos.

Momentos de descanso. Los momentos de ocio también hay que planificarlos semanalmente para que sea un factor que promueva la motivación. Tanto de padres con hijos, tanto de pareja como individualmente, porque muchas veces los adultos tienden a no desconectar y terminan cansados, tensos y de mal humor, y eso afecta a la relación con los hijos y al estudio.

Cumplir otras responsabilidades. Es importante que los niños también ayuden en casa, no pueden estar exentos por tener que hacer deberes o estudiar. Hay que definir tareas sencillas que diariamente se deben hacer, de acuerdo a su edad. Por ejemplo: hacer su cama, recoger su ropa sucia, levantar sus libros y juguetes.