Inicio Migrantes Haitianos sin albergue en Tijuana

Haitianos sin albergue en Tijuana

287

Francoise tuvo suerte de encontrar un espacio disponible en un albergue para migrantes en Tijuana. El pastor Gustavo Banda, director del albergue Templo Caballeros de Jesús, donde se encuentra La Pequeña Haití, dijo a la Opinión que Francoise es solo uno de más de mil migrantes haitianos que llegaron a Tijuana la semana pasada. «Al parecer viene una nueva oleada de migrantes haitianos, y esta vez vienen con documentos» como el permiso humanitario, y cada uno con su Clave Única de Registro de Población , dijo el pastor. «No vienen como la ola de haitianos que llegó en el 2016» cuando aproximadamente 22,000 migrantes de Haití llegaron a Tijuana, «ahora vienen más protegidos con sus documentos», dijo López Hernández.

Pero ahora el problema puede ser que hasta este fin de semana han llegado a Tijuana alrededor de 1,500 migrantes en dos semanas y con las oleadas de migrantes centroamericanos y los mexicanos que huyen de la guerra entre carteles de Michoacán y Guerrero, los albergues en Tijuana ahora están saturados. « No todos a Tijuana pero vienen a la frontera» de México con Estados Unidos, dijo Francoise, quien ha platicado con haitianos que han salido de Brasil, Chile y Venezuela, parte de una diáspora que se originó con un terremoto que devastó Haití en el 2010. «Nosotros tuvimos que decirle a unos cien haitianos que lamentablemente ya no tenemos lugar», dijo el pastor Banda. En el albergue Ágape, con unos 300 migrantes, el director, pastor Albert Rivera, dijo este domingo que la situación de la ola de migrantes haitianos podría empeorar.

El gobierno municipal de Tijuana acondicionó un auditorio en un centro deportivo, donde ha alojado a cerca de 70 migrantes haitianos, pero muchos otros deambulan por el centro de la ciudad o zonas donde hay albergues en espera de cupo disponible. El director de la Casa del Migrante, el padre Patrick Murphy, advirtió desde hace una semana que la ola inicial de migrantes haitianos está desprotegida sin lugar para refugiarse. «Nosotros estamos llenos y fuera de la Casa del Migrante aguardan unos 30 migrantes haitianos que esperan refugio y no podemos hacer nada», dijo el sacerdote.