Inicio Migrantes Hay quien ha esperado hasta dos años, en espera de refugio

Hay quien ha esperado hasta dos años, en espera de refugio

65

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Centenares de migrantes llegaron este domingo a acampar indefinidamente en la frontera en espera de información para pasar a solicitar refugio a California.
«El presidente Joe Biden dijo que va a dejar pasar a 25 mil migrantes que estaban en el programa ‘Permanecer en México’ para que soliciten asilo, pero hay decenas de miles que no estaban en ese programa», dijo a La Opinión el pastor Albert Rivera, del albergue Ágape de Tijuana.
«Entonces, como el presidente Biden aumentó a 100,000 el número de refugiados que aceptará este año, los migrantes no se van a querer mover de aquí hasta que vean si los consideran para aceptarlos como refugiados», dijo el pastor.
En la garita peatonal El Chaparral, en Tijuana, los migrantes se anotaban en «el libro», un cuaderno de contabilidad en el que escribían sus datos conforme llegaban a Tijuana para que les dieran un número con el que eran llamados para presentarse ante autoridades fronterizas a exponer sus peticiones iniciales de asilo.
Un oficial al que preguntó La Opinión sobre ese cuaderno dijo no estar autorizado para declarar, pero comentó que personalmente no lo ha visto. Presuntamente estaría inactivo desde marzo.
El director del albergue Casa de Luz, Irving Mondragón, informó por su parte a La Opinión que este fin de semana personas no identificadas sugirieron comenzar un nuevo libro «y empezaron a pedir sus datos a los migrantes que estaban aquí en ese momento».
La voz se corrió rápidamente y la madrugada de este domingo ya varias familias de migrantes amanecieron en tiendas improvisadas de campaña a la espera de poderse anotar.
La directora del albergue Espacio Migrante, Paulina Olvera Cáñez, dijo temer que los desconocidos puedan usar indebidamente los datos de los migrantes que sí estaban inscritos en «permanecer en México».
Esos migrantes que quedaron en el limbo migratorio en la frontera «ya se sienten desesperados», dijo el pastor Rivera, «hay muchos que ya tiene un año y medio, casi dos años».
«Lo que más nos preocupa es que ahora nosotros ya nos quedamos así, después de casi dos años, nada más nos dejan aquí a ver qué va a pasar, y así nomás en estos días pueden llegar miles más ¿y cómo van a saber las autoridades quienes acaban de llegar y quiénes ya estábamos?», cuestionó Rosaura, madre de familia hondureña.
«Por eso nos venimos a quedarnos aquí, aunque sea a dormir en cartones, pero no nos queremos ir sin que nos anoten o nos digan qué vamos a hacer», explicó.
Migrantes de Casa de Luz mientras tanto se organizaban para llevar al campamento improvisado una estufa portátil y utensilios de cocina para tratar de alimentar de manera prioritaria a niños y mujeres.