Inicio Opinión IV Informe de gobierno de López Obrador; la forma es fondo

IV Informe de gobierno de López Obrador; la forma es fondo

1248

Los resultados son evidentes en el aspecto de la aprobación de los ciudadanos con éste régimen. Si la oposición –desarticulada- no lo entiende, ni los medios tradicionales convencionales; se apresuran a su rechazo y autodestrucción.

Por Raúl Caraveo Toledo                    @raulcaraveo

En honor al diario “Quintana Roo Hoy” que cumple siete años de publicación diaria

Previo a rendir su cuarto informe del presidente Andrés Manuel López Obrador  llega con una aprobación del 64% desde varios ángulos podemos abordar el informe, hoy me centraré en la forma, en este primer artículo. El formato de presentación no pudo ser más austero hasta un nivel de escueto en buen sentido de las palabras, AMLO ha impuesto un estilo personal de gobernar sin estridencias, sin ediciones, sin maquillaje.

Cuentan que Carlos Salinas de Gortari solía acudir a los templetes majestuosos grandilocuentes que montaban horas antes para vigilar sus mejores “tomas” o ángulos y perfiles a la hora de la presentación. Ensayaba.

En cuanto a los informes de los presidentes emanados de la Revolución, los uno de septiembre eran el día del presidente, se declaraba asueto nacional para ver la transmisión y desde las primeras horas de la mañana Televisa o la televisión comercial de aquella era seguía el despertar, el desayuno, la llegada de los invitados de “honor”, el presidente salía a la escalera principal de la residencia de Los Pinos y decía hasta lo que había soñado o las veces que había ido al baño en la noche, qué era lo que traía en sus bolsillos, en fin, una manipulación para crear un héroe nacional –sin gracia- todo el aparato de estado y los intelectuales orgánicos a su servicio.

Los niños de las escuelas primarias con banderitas escoltaban la ruta que llevaba al presidente en un auto descapotable con lluvia de confeti desde los edificios de las avenidas del centro del país hasta su llegada al Congreso.

Se generaba la percepción del presidente infalible, el primer hombre del país; la forma significaba que lo que hacía y decía el presidente era infalible, certero, adecuado, la voz de un iluminado; entonces la lectura del informe duraba varias horas y era una danza de cifras incomprensibles para cualquier ciudadano; el paso de esas horas iba acompañado de las interrupciones por aplausos de los asistentes al Congreso, de pie obviamente.

El 1er. Informe de José López Portillo fue de 51 cuartillas, cada cuartilla con 446 palabras; el 6º. De 60 cuartillas. Solo para el anecdotario el 5º Informe de Luis Echeverría contó con 80 cuartillas. La competencia era las interrupciones de aplausos y la duración de esos aplausos de pie.

Luego sobrevinieron las interpelaciones y entregas del  Informe a la Oficialía de Partes del Congreso y mejor darían un mensaje político desde un auditorio bien controlado, sin interpelaciones de la oposición.

Del costo de aquellos informes mejor no hablamos. Hoy el presidente López Obrador impuso un sistema de ahorro por parte del Gobierno Federal para evitar el dispendio, cosa que no favorece ni agrada a las compañías de televisión privada ni medios de publicidad; el advenimiento de internet y las redes sociales cuya transmisión en directo facilita las presentaciones; así la Conferencia matutina de luyes a viernes es transmitida desde un salón de Palacio Nacional sin costo por medios digitales en señal abierta; sin edición, sin producción, sin maquillaje. Nuestros anteriores presidentes hacían uso exagerado del telepronter en el caso de Enrique Peña Nieto podríamos decir que tenía prohibido hablar sin telepronter o apuntador ya que cuando lo hacía cometía errores garrafales y demostraba no conocer el territorio nacional y menos las capitales de los Estados; o la pronunciación de algunas palabras y siglas; aunque en este renglón puede ser que Vicente Fox haya cometido un similar número de errores inaceptables.

Hoy AMLO en cuanto a la forma de informar ha roto paradigmas e impuesto un estilo sobrio, austero, directo de comunicación con los ciudadanos de manera clara. Y quizá esta sea una de sus colaboraciones a la historia de nuestro país romper aquellos mitos que la repetición incansable en medios de comunicación impuso para endiosar a seres singulares y comunes. El cambio con éste régimen develó esto –entre otras cosas- como es el ritmo de trabajo que pude llegar a tener en ejercicio de sus facultades un presidente; el número de errores; la capacidad de comunicar sin editar, sin montajes que simulen la grandilocuencia, sin necesidad de manipular a los medios de comunicación.

La nueva era y la imposición de nuevos estilos de gobernar representan un reto para las futuras generaciones y elevan a un nivel alto los estándares en todos los aspectos pues son de un efecto replicante. Empezando por la mística de gobernar con austeridad republicana; comunicar en directo sin intermediarios, lo que obliga a los medios de comunicación a una nueva realidad; si no somos objetivos desaparecemos.

Los resultados son evidentes en el aspecto de la aprobación de los ciudadanos con éste régimen. Si la oposición –desarticulada- no lo entiende, ni los medios tradicionales convencionales; se apresuran a su rechazo y autodestrucción.

La forma es fondo; como es por fuera es por dentro… hoy los costos por un Informe presidencial son de cero pesos (quizá galletas y café) pero también el engaño al público, a los ciudadanos ya no es posible, así como el reconocimiento al trabajo transparente diario.

El tema del contenido del IV Informe presidencial de Andrés Manuel López Obrador lo abordaremos en la siguiente colaboración.

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Corresponsal en México de La Prensa de Chicago, EEUU, escribe para Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.us y en México para www.insurgentepress.com.mx  www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx   www.diarionoticias.mx   www.sinlineamx.com    www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com