Inicio Todo Jueza ordena a la Administración Trump que deje de detener a niños...

Jueza ordena a la Administración Trump que deje de detener a niños migrantes en hoteles antes de deportarlos

80

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Una jueza federal ordenó el viernes a la administración Trump que ponga fin a la controvertida práctica de retener a niños inmigrantes en habitaciones de hotel mientras se hacen arreglos para que sean expulsados sumariamente de Estados Unidos bajo una restricción fronteriza sin precedentes basada en la pandemia de coronavirus.

La jueza Dolly Gee del Tribunal de Distrito de EE.UU. en Los Ángeles dictaminó que los menores detenidos en estos hoteles tienen derecho a las protecciones legales consagradas en el histórico Acuerdo Flores, que establece ciertas reglas para el cuidado y la detención de niños migrantes bajo custodia de EE.UU.

Entre otras salvaguardias, el acuerdo judicial de 1997 garantiza a los menores el acceso a abogados y exige que el gobierno los mantenga en instalaciones seguras e higiénicas con licencia para cuidar de los niños, mientras persigue continuamente su liberación.

La orden comenzaría a ser implementada a partir del 15 de septiembre, siguiendo un requerimiento de abogados del Departamento de Justicia que expresaron preocupación acerca de la imposibilidad para el gobierno de cumplir inmediatamente con el mandato.

La orden de la juez Gee pondría fin a una medida que las autoridades de inmigración han estado aplicando con los inmigrantes sin documentos que llegan a la frontera con el fin declarado de proteger al país de la propagación del coronavirus.

En el caso de los adultos, las autoridades de inmigración han estado rechazando personas indocumentadas inmediatamente al ser detenidas, devolviéndolas a México o a Canadá según la frontera en las que son detenidas.

No obstante, en el caso de menores sin adultos acompañantes o familias con niños, se les ha mantenido en hoteles cercanos a la frontera, bajo la supervisión de contratistas privados escogidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

El Departamento de Justicia había argumentado que los niños en espera de expulsión no están cubiertos por el acuerdo de Flores porque son procesados bajo una orden de salud pública, en lugar de las leyes de inmigración regulares.

Gee rechazó el argumento del gobierno el viernes y señaló que los funcionarios del DHS, y no el personal de los CDC, son los que procesan y detienen a los menores y finalmente deciden si deben ser expulsados.

Según documentos de la corte examinados por la monitora independiente Andrea Sheridan Ordin, nombrada por una corte federal, entre marzo y julio de este año al menos 660 inmigrantes menores de edad, 577 de ellos sin un adulto acompañante, fueron mantenidos en hoteles del área de la frontera.

Los menores en los hoteles han recibido comidas calientes y productos de higiene, y han tenido acceso a personal médico y a otras facilidades, según señaló Ordin en su informe.

No obstante, no hay ninguna garantía de que (el sistema de detención en hoteles) pueda brindar servicio de custodia adecuado para menores solos”, concluyó la monitora.

Con información de EFE y CBS News