Inicio Opinión La desgracia de Lucio Dupuy

La desgracia de Lucio Dupuy

593

“La perpetración de un crimen que debe de indignarnos como sociedad”

Por Eros Ortega Ramos*

Hace algunos días la noticia del asesinato de un niño de tan sólo cinco años conmocionó a Argentina y a Latinoamérica en general. Lucio Abel Dupuy fue brutalmente privado de la vida a manos de su madre y la pareja de esta en la provincia de la Palma. Resulta que el pasado viernes 26 de noviembre del año en curso, Lucio fue trasladado en estado crítico al Hospital Regional de Atuel por la pareja anteriormente citada, una vez ahí el personal médico del área de urgencias intentó salvar su vida, pero para su desgracia fue demasiado tarde, ya que a pesar de que en último momento se trasladó al menor a otro hospital con la intención de brindarle una mejor atención, Dupuy perdió la vida.

Posteriormente, los resultados de la autopsia que le fue practicada arrojaron que el niño murió como consecuencia de una hemorragia interna y de politraumatismos ocasionados por las tremendas golpizas que le eran propinadas. De igual manera, el menor presentaba distintas lesiones alrededor de su cuerpo las cuales se presume, fueron causadas mucho antes de la golpiza que le arrebató la vida. Entre las lesiones resultantes que Dupuy presentaba se encuentran golpes, mordeduras y hasta quemaduras de cigarros. Pero no sólo eso, ya que su pequeño cuerpo evidenciaba problemas en una pierna, una nalga y su cadera, lo cual indica que probablemente tiempo antes de que ingresara al hospital en donde fue atendido había recibido una fuerte patada. Desafortunadamente, ya existían indicios de la violencia que padecía el pequeño y que, al parecer, siempre fue tomada a la ligera:

“De acuerdo con La Voz, la historia clínica del niño indica que entre diciembre del 2020 y marzo del 2021 ingresó en cinco ocasiones a diferentes centros de salud con fracturas y golpes. Además, el examen forense reveló que el pequeño fue víctima de abusos sexuales «recientes y también de vieja data», recoge el canal Todo Noticias” (RT, 03/XII/21).

Por otra parte, el papá del menor asesinado, Christian Dupuy, declaró que desde hace tiempo se encontraba en una disputa legal con la madre de Lucio por su custodia, pero que la justicia argentina jamás lo escuchó a pesar de que en varias ocasiones les había advertido que su hijo presentaba signos de maltrato en distintas partes de su cuerpo. De hecho, su madre y su pareja argumentaron que sus heridas no eran más que la consecuencia de los juegos que Lucio llevaba a cabo. El cinismo total, pues en su cuenta oficial de Twitter la pareja de la madre de Lucio llegó a publicar mensajes como los que textualmente se transcriben a continuación, en alusión al padre del hoy difunto infante:

“NO TENGAN HIJOS SI REALMENTE NO LO DESEEAN O NO LO PLANEAN COMO UNA GRAN META O COMO LO MAS IMPORTANTW EN SUS VIDAS!! NO TRAIGAN PIBES AL MUNDO PARA SUFRIR LA CONCHA DE SU PUTA MADRE”

“Si tanto te gusta APARENTAR aprende primero que tenes que tapar bocas y nadie tiene que tener nada para decir de vos, pero dejas tanto que desear que das asco y nisiquiera es bronca esto, es un consejo de gratis porque sos tan hueco que se que no lo vas a aplicar nunca jajajajj”

“De paso, paso a aclarar que esto lo escribo para qu3 lo veas, ya que taaan fan mio sos jajaja te mando un saludo y sinceramente espero que te vaya bien en la vida asi no molestas más a mi familia, croto”

“Pero lo mejor de todo ws aue las cosas caen por su propio peso y te pued0 asegurar que vos vas a caer al igual que todos los abandonadores como vos, provida cara dura que andas teniendo hijos sin saber lo que implica realmente hacerse cargo”

“Y encima de provida, idiota porque se la dan de amar la vida y lo primero que hacen es rechazar a sus hijos cuando ven que tiene una inclinación hacia algo que a ustedes mismos les da miedo enfrentar, aprende a quererte un poco y deja de hacer el RIDÍCULO”.

Aquí se muestra una imagen del inocente Lucio extraída de un breve video que circula por la web, en donde se le puede observar notablemente lesionado en su mano y rostro:

Fuente: https://www.perfil.com/noticias/policia/el-video-de-lucio-dupuy-que-demuestra-los-maltratos-que-sufria.phtml

Tal parece que, de acuerdo con la interpretación de tan rencorosa tuitera, era mejor privarlo de la vida que permitir que viviera sufriendo en este mundo, por eso tomó la iniciativa de asesinarlo a su corta edad y no sólo eso, ya que de paso le dio una tremenda lección de vida a ese “abandonador” provida que se jactaba de ser padre de Lucio, ya que según ella, este lo había rechazado cruelmente por mostrar una sospechosa inclinación hacia algo, o quizá hacia alguien, misma que no tenía el valor de enfrentar. En otras palabras, lo que esta mujer quiso dar a entender implícitamente es que Lucio había sido rechazado por su propio padre por evidenciar una orientación sexual distinta a la heterosexual, empero, yo no puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué decidió asesinarlo? ¿No se suponía que si dicho “provida cara dura” que decía ser su padre decidió abandonar a Lucio sin “saber lo que implica realmente hacerse cargo”, ella lo iba a proveer de comprensión, cuidado y amor? Tal parece ser que no, ya que además de que la historia clínica del menor asesinado mostró que había sido ingresado en cinco ocasiones distintas a hospitales con diferentes lesiones a lo largo de dos años, tal y como anteriormente se mencionó, el médico forense que le practicó la autopsia de nombre Juan Carlos Toulouse, aseguro que en sus casi 30 años de profesión nunca había visto algo de esa naturaleza. ¿Pues qué tan siniestro habrá sido el hallazgo de las lesiones de Lucio para que un forense hiciera semejantes declaraciones? Supongo que el horror total.

No me alcanzaría la extensión de este espacio para hacerle justicia a la memoria del menor, quien murió en manos de su propia madre, porque tal y como los hechos lo demuestran: EXISTEN MUJERES, ASÍ COMO MADRES RESENTIDAS Y TRASTORNADAS QUE REPRESENTAN UNA SERIA AMENAZA PARA SUS PROPIOS HIJOS, ¿O acaso hay algún tipo de “naturaleza femenina” prenatal que las exceptúa de mentir, de dañar o de asesinar? No lo creo. Pero como se trata de un “caso aislado”, la muerte de Lucio no vale nada ante el establishment. ¿Para qué darle atención y repercusión mediática a esa excepción que representa Lucio si no puede explicar una generalización? O sea que, como matan a pocos niños como él, su muerte no merece consideración; como si la vida y la dignidad humana fuera cuantificable, con base en el sexo o en las circunstancias bajo las cuales te fue arrebatada. ¿Pero qué hubiera pasado si en vez de Lucio hubiera sido una niña la víctima? ¡El boom en las redes sociales y en los medios de comunicación convencionales con la exigencia de justicia! Una víctima más de esa doble moral sexual sexista, machista y deleznable. Descansa en paz, querido Lucio.

Gracias por su lectura.

Twitter: @erosuamero

Facebook: Eros Ortega Ramos

Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

*El autor es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y maestrante en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México