Inicio Actualidad La otra pandemia sobre la que advierte el magnate de Microsoft, Bill...

La otra pandemia sobre la que advierte el magnate de Microsoft, Bill Gates

215

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El magnate Bill Gates planteó en su blog que la presión generalizada en los sistemas de salud para vencer el coronavirus podría complicar la lucha contra la propagación de la malaria.

El cofundador de Microsoft expuso en la entrada del 17 de agosto que, a medida que el COVID-19 se propaga por todo el mundo, “es importante recordar que el animal más mortífero del mundo no se ha tomado un descanso durante esta pandemia”.

El multimillonario se refiere al mosquito, portador del parásito de la malaria.

La malaria se pasa a los humanos a través de la picadura de mosquitos anofeles infectados, de acuerdo con Medline Plus.

“Los mosquitos no mantienen el distanciamiento social y no usan mascarillas. Los mosquitos pican todas las noches e infectan a millones de personas con malaria, una enfermedad que mata a un niño cada dos minutos de cada día”, argumentó Gates en lo que fue tomado como alerta a una nueva pandemia.

El multimillonario estadounidense considera que, a medida que el covid-19 se propaga por todo el mundo, “es importante recordar que el animal más mortífero del mundo no se ha tomado un descanso durante esta pandemia”.

Según el empresario, es probable que en muchos países la pandemia alcance su punto máximo en el peor momento posible: el apogeo de la temporada de transmisión de malaria.

Gates plantea que durante el brote de ébola ocurrido en África hace seis años, más personas murieron de malaria, tuberculosis y SIDA que de la enfermedad, porque los esfuerzos se dirigieron a la lucha contra el nuevo virus.

“Los funcionarios de salud temen que pueda suceder lo mismo con el COVID-19”, explica el multimillonario.

El informático agrega que la pandemia ha causado problemas en muchas regiones africanas en cuanto al suministro de mosquiteros, medicamentos y pruebas rápidas. Agregó -citando estimaciones de la OMS- que, de no resolverse la situación, la mortalidad por malaria en África subsahariana alcanzará este año el nivel del 2000, cuando murieron unas 764,000 personas.

“No hay elección entre salvar vidas del COVID-19 y salvar vidas de la malaria. El mundo debe permitir que estos países hagan ambas cosas”, concluyó Gates.

Los enfermos con malaria experimentan síntomas similares a los de la gripe y la anemia, como fiebre alta y escalofríos.

“Después de la infección, los parásitos (llamados esporozoítos) viajan a través del torrente sanguíneo hasta el hígado. Allí maduran y producen otra forma de parásitos, llamada merozoítos. Los parásitos ingresan en el torrente sanguíneo e infectan a los glóbulos rojos”, precisa el sitio de medlineplus.gov/.