Inicio México López Obrador pidió ayuda a médicos de más de 60 años para...

López Obrador pidió ayuda a médicos de más de 60 años para soportar lo peor del coronavirus entre el 8 y 10 de mayo

337


■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

El presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó este viernes el pronóstico anunciado la víspera por Hugo López-Gatell, sobre que el momento más álgido de la pandemia de coronavirus llegará a México entre el 8 y el 10 de mayo.

“El 8 y 10 de mayo vamos a tener la mayor afectación por coronavirus”, reconoció el presidente desde Palacio Nacional en su tradicional conferencia de prensa.

“Tenemos que estar completos”, agregó al momento de solicitar la ayuda de enfermeras y médicos de 60 y 65 años para reforzar al sector Salud durante el próximo mes.

Los galenos que acepten deben estar sanos y no estarían en contacto con pacientes de COVID, ni en secciones de atención a la pandemia, reforzarían otros sectores del Salud para no descuidar al resto de la población.

“Su labor se prestará en un hospital no COVID. Lo harán de forma segura”, apuntó Alejandro Svarch, titular de la Coordinación Nacional Médica del Instituto de Salud.

La oferta de empleo a personal médico retirado de más de 60 años en hospitales que no atiendan a pacientes con coronavirus tiene el objetivo de fortalecer el sistema de salud, amenazado por el inminente auge de la epidemia.

El mandatario agregó que de tener éxito el llamado, el país podría contar con 20,000 médicos más cuando se presente el pico del brote, que en Ciudad de México y algunos municipios colindantes con la capital sería en torno al 10 de mayo.

“Estoy seguro de que va a tener éxito esta convocatoria. Ayer convocamos a médicos generales de todo el país y tuvo mucha respuesta la convocatoria”, dijo López Obrador.

Los intentos de las autoridades mexicanas de contratar más médicos en el país han provocado en los últimos días algunas aglomeraciones frente a las oficinas de contratación, vulnerando las restricciones de distanciamiento social impuestas por la Secretaría de Salud.

El Gobierno ha sido cuestionado por la falta de suministros de equipos de protección para los trabajadores hospitalarios, sobre todo a raíz de varios casos de focos del virus en al menos tres hospitales con decenas de trabajadores médicos infectados.

Las autoridades mexicanas reportaron el jueves 6,297 infectados y 486 fallecidos por el coronavirus, que en el mundo ha dejado a más de 2.1 millones de infectados y más de 143,000 fallecidos.

Las enfermedades crónicas prevalecientes entre la población mexicana han complicado el manejo de la epidemia del coronavirus, aceptó López Obrador.

“Diabetes, sobrepeso, hipertensión”, enumeró el mandatario Las estadísticas oficiales de la Secretaría de Salud han mostrado que gran parte de los casos fatales de COVID-19 presentaron comorbilidad.

López Obrador apuntó que la mala alimentación y el sedentarismo ha quedado expuesta con la pandemia. “Van a quedar cosas muy buenas después de esta crisis sanitaria”.

“No es necesariamente que no se tiene para comer, sino que se come mal… no es sana ni nutritiva, y eso provoca enfermedades crónicas».

“Nosotros tenemos la obligación de hacer una campaña, eso es preventivo, mucho mejor. El deporte”, agregó.

México se acerca a la cifra de los 500 muertos por coronavirus y parte de los más afectados han sido menores de 50 años con las enfermedades crónicas mencionadas.

“Las enfermedades crónicas, hipertensión, diabetes, obesidad, las tres, esto lo podemos atender, con buena alimentación, prevención, ejercicio, no vamos a estar pensando siempre en ventiladores y monitores”, dijo.

El presidente envió un mensaje de solidaridad a los enfermos de COVID-19 y reconoció que muchas familias están pasando el peor momento. “Nuestro pésame a los familiares de los que han perdido la vida de manera sincera”.

López Obrador reprobó la actitud de parte de la prensa y los articulistas que han criticado la guía bioética que marca los estándares de decisión para prestar atención a enfermos graves, como quién debe recibir un ventilador y un monitor.

“Esas son cosas delicadas, Así están (los opositores), es lamentable que esto esté sucediendo, pero también es bueno. No está bien pero tampoco está mal. Muestra el cobre, fuera máscaras”, dijo.