Inicio USA Los pequeños negocios reabrieron en Los Ángeles y el distanciamiento social desapareció

Los pequeños negocios reabrieron en Los Ángeles y el distanciamiento social desapareció

177

Al cabo de ocho semanas de confinamiento los negocios no esenciales en California volvieron a abrir sus puertas hoy en búsqueda del “maná” de las ventas previas al Día de las Madres, que se celebra este domingo, y en algunos casos fue tal la emoción que se reunieron multitudes de compradores y el distanciamiento social fue una quimera.

USA1579. LOS ÁNGELES (CA, EEUU), 08/05/2020.- Unas personas compran flores este viernes en un estrecho pasillo en el Mercado de Las Flores de Los Ángeles. Al cabo de ocho semanas de confinamiento los negocios no esenciales en California volvieron a abrir sus puertas hoy en búsqueda del «maná» de las ventas previas al Día de la Madre, que se celebra este domingo, y en algunos casos fue tal la emoción que se registraron multitudes y el distanciamiento social fue una quimera. EFE/Ana Milena Varón

“Pásele, pásele, pásele” era el grito ahogado de José Sánchez, un hispano que con un tapaboca a medio colocar invitaba a los transeúntes a visitar un estrecho pasillo en el Mercado de Las Flores de Los Ángeles, que desde las primeras horas de este viernes estuvo atiborrado.

La emoción de este pequeño empresario no era para menos.

Desde el pasado 19 de marzo, cuando el gobernador estatal Gavin Newsom ordenó permanecer en casa y cerrar negocios no esenciales para controlar el brote de COVID-19, este mercado floral de más de 100 años, y que abarca más de seis cuadras en el centro de Los Ángeles, dejó de operar de manera temporal.

La noticia de que este mercado estaba incluido entre los negocios no esenciales que desde hoy podían volver a operar, junto a librerías, tiendas de ropa y jugueterías, entre otros, representó un gran alivio para cientos de comerciantes latinos que tienen sus puestos en este tradicional emplazamiento, sabedores de que mayo, cuando se celebra el Día de la Madre, es un mes de grandes ventas.

Desesperados por vender
“No podemos perder estos días de venta, la fiesta de la madre es una de las más importantes para nosotros, y si nos quedamos con estas flores nos hundimos más de lo que estamos”, dijo Sánchez.

El mismo objetivo de aprovechar la celebración del 10 de mayo tiene José Alvarado, dueño de un negocio de flores al por mayor y quien asegura que esta industria que representa millones de dólares para la ciudad.

“Sabíamos que iba a llegar mucha gente porque vienen dueños de floristerías pequeñas, los que venden flores en las esquinas, y clientes normales que vienen a los minoristas a buscar mejores precios”, explicó.

Sin distanciamiento social
La mayor preocupación de los empresarios es que a pesar de que los locales tenían avisos para que la gente tomara turnos para ingresar, los compradores hicieron caso omiso y las pautas de distanciamiento social para controlar los contagios de coronavirus, no se respetaron.

“Es que todo está repleto, hasta las banquetas por donde se camina, entonces mejor entro rápido y me voy porque yo si le tengo miedo a esa enfermedad”, señaló María Luisa, una compradora que no quiso dar su apellido.

En este sentido, Sánchez dice que es muy difícil imponer el orden, pero destaca que la mayoría de clientes al menos tiene tapabocas.

“A las mamás que vienen con los niños les digo que mejor los dejen aquí afuera y se los cuidamos”, advierte el inmigrante oriundo de México, que lleva 15 años trabajando en este sector.

Según datos de Southern California Flower Market, la semana previa al Día de la Madre representa entre el 25% y el 30% de las ventas anuales de este Mercado.

Como parte de las pautas establecidas, el Gobierno estatal pidió que los negocios desarrollen procedimientos de pago sin contacto, dispongan de desinfectante de manos para empleados y clientes, aseguren que los trabajadores tengan equipo de protección adecuado y pidan a los empleados que entreguen los productos a los automóviles de los clientes cuando sea posible.

Alvarado cree que para los pequeños negocios hispanos es muy difícil adaptarse a todas estas reglas. “Hacen lo que se puede, no es por desobedecer”, explica.

Los próximos que abrirán
La industria de las flores es tan importante en estas fechas que Newsom hizo su conferencia diaria este viernes desde una pequeña floristería de Sacramento, la capital del estado.

El demócrata dijo que la próxima semana dará las pautas para pasar a la fase tres, en la que se permitirá abrir a salones de belleza, gimnasios, centros comerciales e incluso iglesias.

Como en otras ocasiones, el gobernador no dio una fecha específica y subrayó que que todo depende de los datos científicos.

Según el Departamento de Salud de California, hasta este jueves el estado tenía 60,614 casos de COVID-19 confirmados, de los cuales 2,504 murieron y 3,319 se encuentran hospitalizados.

La mayoría de casos los registra el condado de Los Ángeles, con más de 29,500 casos y 1,420 muertes.