Inicio Opinión Los que hacemos la réplica somos nosotros; ustedes son los que miente.

Los que hacemos la réplica somos nosotros; ustedes son los que miente.

548

No basta con que no den a conocer las acciones del Gobierno de la República, no basta con que se opongan a todos los programas de AMLO; no basta con no poder argumentar coherentemente oposición estilo de gobernar del presidente.  A ellos no les suficiente porque históricamente no tienen  la razón entonces acuden a la mentira y el insulto. Sus niveles se acomodan por si solos.

Por Raúl Caraveo Toledo                    @raulcaraveo

El debut de la sección de Ana Elizabeth García Vilchis para hacer respuesta o réplica a las falsas informaciones manejadas por la un sector de columnistas, articulistas o editorialistas de medios nacionales que otrora gozaron de prestigio inmerecido por su amplia difusión y que gozaron de una inusitada –pero acostumbrada añosa- cercanía con el Presidente en turno con extraordinarias ventajas económicas ya que durante años nuestros impuestos fueron transferidos en millones a éstos “líderes de opinión”. Solo en el sexenio pasado de EPN recibieron, comprobables, 20 mil millones de pesos, menciono comprobables porque sabemos que también hay dispersión de recursos por otras vías; efectivo, contratos, convenios, regalos, etc.

La genialidad de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) al llegar a la presidencia por medio de un fraude, sin legitimidad; la buscó ésta a partir del encarcelamiento del líder petrolero Joaquín Hernández Galicia el 10 de enero de 1989, (cuarenta días después de asumir la presidencia) con un extraordinario montaje, comprobado, con todos los medios nacionales a su servicio nos tardamos años en comprobárselo; amen de éste acto también ideo genialmente la construcción de un amasijo y amasiato de supuestos “intelectuales” personajes que sería favorecidos de su gobierno  y de ahí para delante el modelo se fue replicando y perfeccionando, se sumaron y restaron algunos; el más pintoresco de éstos es Héctor Aguilar Camín.

La fórmula perduró muchos años hasta convertirse en el modus vivendi de decenas de supuestos periodistas, lo digo porque sobresalen personas como Ricardo Alemán sin ninguna  formación; que de convertirse en gatilleros de una opinión servil pasaron a ocupar gran número de publicaciones. La triste realidad llego a encumbrar a quien leyera notas desde el noticiero de tv de Televisa por años; primero Zabludowsky, luego Joaquín López Dóriga, hacían y deshacían personajes a pedido expreso del Presidente convertidos en su vocero dictaban la agenda nacional.

Algún día esto tendría que acabar y así está ocurriendo. Los medios de “intelectuales orgánicos” se quedaron sin sustento monetario, los articulistas sin dinero extra, las empresas productoras de esos periódicos sin grandes contratos de publicidad de las entidades públicas  y todo se derrumbó. Apostaron a ser oposición del actual régimen como medida de presión para hacerlo re-ca-pa-ci-tar y no funcionó; cada día uno de ellos cae al abismo de la indiferencia mediática; van desapareciendo uno a uno; la historia y los ciudadanos los van ubicando en el anaquel de desperdicio olvidado.

Su última esperanza era ganar mayoría en el Congreso de la Unión mediante sus partidos a fin y no lo lograron; al unísono al perder la elección pasada crearon la sentencia que perdieron Cámara y gobiernos de los Estados porque el partido en el poder se alió con el narcotráfico. Ahora desmotivan la participación ciudadana en el referéndum del 1 de agosto; más adelante querrán ahora si que todos voten para la revocación del mandato de Andrés Manuel López Obrador; sus estrategias son tan burdas  como predecibles sus fracasos. Muy Pronto las empresas y corporativos que ahora los financian se cansarán de tirar el dinero invertido el ellos y finalmente  se transformarán en otra cosa, ¿qué hibrido será? No lo sabemos.

Lo que sí sabemos es que el ejercicio de los miércoles en la conferencia del Presidente a cargo de Ana Elizabeth García Vilchis no es muchas cosas que ellos están diciendo hoy. No pienso citarlos; el ejercicio que hoy vemos los mexicanos es el resultado de que se debe limpiar el estercolero que quieren construir.

El Presidente López Obrador lo que hace con este segmento es precisamente hacer su réplica de las mentiras, verdades a medias, montajes, editorializaciones muy personales  de sus conferencias (ejemplo patético es Ricardo Anaya con sus videos en redes)

No basta con que no den a conocer las acciones del Gobierno de la República, no basta con que se opongan a todos los programas de AMLO; no basta con argumentar coherentemente oposición al personal estilo de gobernar del presidente.  A ellos no les suficiente porque históricamente no tienen  la razón entonces acuden a la mentira y el insulto. Sus niveles se acomodan por si solos.

Bienvenidas la sección de #DesmantelamientodelasMentiras a cargo de Ana Elizabeth García Vilchis. Pedir ética u objetividad sé que es imposible, solo pedimos respeto a la verdad de los hechos.

Lo triste de los argumentos es que caen en el insulto y la diatriba, por la falta de dinero que algún día obtuvieron, baste ver al penoso video Eduardo España para saber que vamos por el camino correcto.

Gracias por su lectura y recomendación en redes.

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, labora en  Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com  www.sinlineamx.com     www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx  www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com www.insurgentepress.com.mx  y en Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.us