Inicio Europa Madre publica fotos de su bebita en Instagram y pedófilos las roban...

Madre publica fotos de su bebita en Instagram y pedófilos las roban para sus atrocidades

415

■ Visítanos en: www.laprensaus.com ■ Like US Facebook: laprensadechicago ■ Follow US Twitter: @LaPrensaChicago ■

Una madre en Inglaterra no deja de manifestar su arrepentimiento por haber compartido fotos en Instagram de su hija, hoy de 2 años, de las que pedófilos se apropiaron para compartirlas en sitios que promueven el abuso sexual de menores.

El caso de Amanda Morgan, de 29 años, circula esta semana en medios británicos.

La mujer empezó a compartir fotos de la pequeña desde que ésta tenía seis meses de nacida sin imaginar que le estaba facilitando el trabajo a pervertidos en el ciberespacio que operan páginas rusas.

Morgan fue alertada por otros padres que intentaban cerrar el sitio web.

La madre recordó que “lloró descontroladamente por 45 minutos” cuando fue alertada de la situación.

“Mi pareja no me podía calmar, yo estaba llorando y temblando. Yo pensé que todo era mi culpa porque tenía esa página de Instagram”, narró la mujer según citada por Unilad.

“Hay tres fotos de mi niña en el sitio web. Yo no la embellezco así, yo no le pongo maquillaje a mi bebé. Ella tiene ojos color ‘hazel’, pero alguien editó para que los ojos se le vieran más verde brillosos y le añadió pestañas negras y lápiz labial”, agregó.

Para poder ver la totalidad de las fotos que le robaron de su hija, la mujer tuvo que crear una cuenta en la página de pedófilos.

Según describió, se topó con “imágenes de abuso sexual por todo el sitio web”.

“Los comentarios sobre Callia eran tan enfermos como leves. Lo demás cosas que están allí son todavía peor. Yo casi vomito. Yo literalmente estaba con náuseas como si me fuera a enfermar. No he dormido bien desde que descubrí todo”, expuso la madre que reside en Merseyside, Liverpool.

Morgan emplazó a los padres a tener cuidado con el contenido que comparten de sus hijos en redes para que el material no caiga en las manos equivocadas.

La madre cambió a “privada” la configuración de su perfil y reportó a las autoridades el sitio web.